Día Mundial de la Naturaleza

Compartir

3 de marzo: Día Mundial de la Naturaleza | Día Mundial de la Vida Silvestre |

Antecedentes | Justificación


El 20 de diciembre de 2013, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), decidió proclamar el 3 de marzo como Día Mundial de la Naturaleza o Día Mundial de la Vida Silvestre, de acuerdo al texto de la resolución en inglés (World Wildlife Day). Con base en lo anterior, el 3 de marzo de 2014 constituye, de hecho, el primer Día Mundial de la Naturaleza.

Dicha resolución busca concienciar acerca del valor intrínseco de todas y cada una de las especies de fauna y flora silvestre a nivel mundial, y sus aportes al conocimiento científico, genético, educativo, ecológico, económico, cultural y recreativo para el bienestar de la humanidad.

La fecha elegida corresponde a la de la aprobación, en 1973, de la Convención Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés), cuyo rol es esencial en la protección de tales especies frente al comercio ilícito internacional.

En el texto de la resolución se justifica la creación de este día internacional basándose en la gravedad de los delitos ambientales que se siguen cometiendo, específicamente a los que conllevan tráfico de especies de fauna y flora amenazadas, y por ende protegidas, y se pone de manifiesto la necesidad de combatir tales delitos mediante el fortalecimiento de la cooperación internacional, la capacitación de funcionarios y la consolidación y ejecución de leyes penales en cada país.

En un mensaje que acompaña a la resolución, Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas señaló lo siguiente:

a pesar de su valor intrínseco para el desarrollo sostenible y el bienestar de las personas, la vida silvestre se ve amenazada. Algunas de las especies vegetales y animales más carismáticas del mundo, como también otras menos conocidas pero de importancia ecológica, corren peligro de extinguirse de inmediato. Entre las principales causas cabe mencionar la destrucción del hábitat y el aumento del tráfico ilícito de flora y fauna silvestres. Los delitos contra la vida silvestre acarrean profundas consecuencias ambientales, económicas y sociales. Causan especial preocupación las repercusiones que tiene el tráfico ilícito para la paz y la seguridad en varios países donde la delincuencia organizada, la insurgencia y el terrorismo suelen estar estrechamente ligados entre sí […].

Trabajemos en aras de un futuro en el que los seres humanos y la flora y fauna silvestres coexistan en armonía. ¡Desvivámonos por la vida silvestre! El Día Mundial de la Naturaleza nos brinda la ocasión de celebrar la belleza y la variedad de la flora y fauna salvajes, así como de crear conciencia acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad”.

Son palabras que nosotros, como latinoamericanos debemos tomar como propias, toda vez que vivimos en una de las regiones con mayor diversidad biológica del planeta, si no la mayor, y es nuestro deber y responsabilidad velar por su conservación.

Puede leer el texto completo de la resolución en la página oficial del Día Mundial de la Naturaleza: http://www.un.org

Flamencos del Caribe
Flamencos del Caribe

Día Mundial de la Naturaleza
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *