Salto Aponwao o Chinak Merú

Compartir

Salto Aponwao o Chinak Meru | La Gran Sabana, Venezuela





La imponente fuerza del Salto Aponwao o Chinak-Merú, nombre que le dieron los pemones, impresiona aún antes de poder ver la cascada. Basta con que escuchemos el estruendo de las revueltas aguas cayendo en la distancia para que nos sintamos totalmente intimidados con su presencia.

Visto desde la parte alta del mirador, la fuerza incontenible de la gran cascada es asombrosa, abrumadora. Sus aguas se precipitan en caída libre desde unos 105 metros de altura, y es una de las mayores atracciones turísticas del sector oriental del Parque Nacional Canaima.

Foto del Salto Aponwao o Chinak Merú
Salto Aponwao

Pero hay que bajar hasta el fondo de la cascada para poder contemplarla en todo su esplendor. Una vez abajo, y luego de habernos empapado completamente con la lluvia que se desprende del Salto Aponwao, podemos seguir por un sendero que conduce hasta el Pozo Escondido y el Pozo del Amor. Son lugares increíbles para pasar una buena parte del día y darnos un baño en las aguas del río Aponwao.

Para llegar al Chinak-Merú o Salto Aponwao debemos tomar la vía de Kavanayén (Kilómetro 147 de la Troncal 10), muy cerca de Fuerte Luepa y al lado de la pista de aterrizaje. A partir de éste punto, el trayecto es de unos cuarenta kilómetros hasta llegar al poblado de Iboriwo (Liwö-Riwö), a orillas del río Aponwao.

El camino es de tierra, y aunque no es del todo necesaria la doble tracción (a no ser en época de lluvias), es recomendable que el vehículo tenga el chasis alto. Recuerde que en ninguna parte de ésta ruta hay estaciones de gasolina. La más cercana está en Fuerte Luepa o en los Rápidos de Kamoirán.

Una vez en la carretera, y luego de recorrer unos veinte kilómetros, veremos un cruce a la derecha que lleva al Torón-Merú, una de las más hermosas caídas de agua de La Gran Sabana. Transitar por ésta ruta es bastante más difícil y requiere el uso de la doble tracción, pero su acceso ha sido prohibido por tiempo indefinido.

Justo en éste mismo cruce, a la izquierda y en medio de la nada, hay una pequeña panadería, Kanovik. La comida allí es muy buena; el pan y los dulces, excelentes. La parada es obligatoria. Además, tienen baños.

Imagen del Salto Qponwao
El sonido del agua cayendo en la distancia impresiona aún antes de ver la cascada

Siguiendo por la vía que conduce a Kavanayén, y luego de cruzar el río Parupa, encontraremos otro desvío, ésta vez a la izquierda, que conduce hasta Iboriwo (Liwö-Riwö), distante unos diez kilómetros al sur.

En Iboriwo hay estacionamiento, sitios para comer, baños limpios y áreas para acampar. Allí es en donde se contratan las curiaras para navegar por el río Aponwao hacia el Salto Aponwao o Chinak-Merú.

La travesía por el río dura unos veinte minutos y finaliza unos quinientos metros antes de llegar al salto. Todas las curiaras tienen motor fuera de borda y están equipadas con suficientes chalecos salvavidas. Un guía pemón los acompañará durante la travesía.

Y si no le gusta mucho la idea de tener que ir navegando por el río, puede entonces caminar a través de la sabana. El recorrido es de unos 45 minutos por terrenos planos, pero necesita llevar un guía local.

Es un paseo que recomendamos ampliamente.


Recomendaciones y sugerencias:

El paseo al Salto Aponwao, como todas las excursiones similares, conllevan algún tipo de riesgos. En este sentido les pedimos que estén siempre atentos a las indicaciones del personal del Instituto Nacional de Parques (Inparques) y de los guías pemón que los acompañen durante el paseo. Use siempre el chaleco salvavidas y asegúrelo bien a su cuerpo. No deje solos a sus hijos, tómelos de la mano y eviten que se acerquen a los bordes del salto. No ingiera bebidas alcohólicas.

•  Y por favor, cuando conduzca por la Gran Sabana no se salga de los caminos establecidos, es un ecosistema muy frágil que tarda años en recuperarse.

•  Tampoco deje basura en los lugares que visite ni escriba nada sobre los troncos de los árboles, hojas de plantas o sobre las rocas.

•  Colabora activamente con la conservación de nuestros espacios naturales. ExplorandoRutas.com te lo agradece. La naturaleza luce mejor al natural.


Texto y Fotos: Jesús Osilia | Ambientalista, promotor turístico y bloguero de viajes.


Artículos relacionados:

LA GRAN SABANA, TIERRA DE TEPUYES
TRONCAL 10 | RUTA A LA GRAN SABANA
KAVANAYÉN
RECOMENDACIONES PARA VISITAR LA GRAN SABANA

 



Booking.com


Salto Aponwao o Chinak Merú
Compartir