Ocumare de la Costa

Compartir

Ocumare de la Costa | Estado Aragua, Venezuela


parque-nacional-henri-pittier
Selva húmeda del Parque Nacional Henri Pittier

Rodeada por la exuberancia y el verdor de las selvas montañosas del Parque Nacional Henri Pittier, la población de Ocumare de la Costa, capital del Municipio Ocumare de la Costa de Oro del Estado Aragua, es un pueblo costero y caliente, pequeño, pero con mucha historia para contar.

Fue fundada el 16 de junio de 1766 en el valle de San Sebastián de Ocumare, en el sitio denominado Cedeño, en medio de grandes haciendas cacaoteras que existían en este lugar desde mucho tiempo atrás.

La fecha de la fundación de Ocumare de la Costa del Mar Abajo, como se le cita en algunos documentos antiguos, corresponde al momento exacto en que, por instrucciones del Obispo de Caracas, Diego Antonio Diez Madroñero, se establece de manera formal el sitio en donde sería erigida la iglesia y se ordena explícitamente su construcción.

Con ello, quedaba asentada la fundación del pueblo pese al reclamo de algunos grandes hacendados, entre ellos don Francisco de Ponte Mijares (Marqués de Mijares) y don Francisco Galindo y Tovar (Conde de Tovar), por cuanto sabían que la fundación de un pueblo en ese lugar traería consigo el nombramiento de autoridades que brindarían protección y otorgarían derechos y beneficios a los esclavos que laboraban y vivían penosamente en las inmensas plantaciones de los alrededores.



Iglesia de Ocumare de la Costa
Iglesia de Ocumare de la Costa

Ocumare de la Costa, como podrán notar al visitarlo, fue fundado a cierta distancia del mar a fin de garantizar o facilitar su defensa ante el ataque de navíos enemigos.

Al frente de la iglesia, consagrada a San Sebastián Mártir, el santo patrono del pueblo, se encuentra la Plaza Bolívar, y en su casco central aún se pueden ver viejas casonas con techos de tejas, altos ventanales y frescos patios internos; algunas muy derruidas por el paso del tiempo, otras mejor conservadas.

Hay algunas posadas en los alrededores, y si busca en dónde comer puede ir al restaurante de la posada María Luisa, una de las de mayor tradición en Ocumare, por detrás de la iglesia, calle Carabobo, entre Junín y El Comercio.

Saliendo del pueblo, por la vía de la playa, llegarán a una redoma en donde convergen otras tres vías:

La de la derecha conduce a la bahía de Cata y a los pueblos de Cata y Cuyagua.

La del medio, lleva al embarcadero de La Boca (en donde podrá tomar una lancha o peñero para ir a La Ciénaga, Cata, Cuyagua y muchas otras playas a lo largo de la costa, como Choroní, Cepe o Chuao.

La vía de la izquierda lleva al Playón de Ocumare, con su hermosa playa al final, abierta, extensa, de blancas arenas y agua cristalina, con algunos malecones o rompeolas que la dividen en distintas playas o sectores: Los Cocos, playa Malibú, El Malecón, Los Curas y La Punta.

Es aquí, en El Playón, donde se ubican casi todas las posadas del sector. Hay abastos, panaderías, licorerías, sitios para comer, tiendas de artículos playeros… En la playa alquilan toldos, mesas y sillas. Algunas posadas tienen acceso directo a ella, otras se ubican algunas calles más adentro, y en todas partes hay carteles que ofrecen en alquiler casas completamente equipadas o simples habitaciones.

El Playón de Ocumare
El Playón de Ocumare

Son muchas las costumbres, fiestas y manifestaciones religiosas que desde tiempos inmemoriales tienen lugar en Ocumare de la Costa. Sus fiestas patronales se celebran el 20 de enero en honor a San Sebastián; el 3 de mayo se celebra el Velorio de la Cruz de Mayo; en junio se celebran las fiestas de San Juan con tambores y un encuentro entre los “San Juanes” de todas las poblaciones aledañas; el 8 de septiembre se realizan las Fiestas Patronales de la Begoña, en honor a la Virgen. Además, en Ocumare de la Costa también hay una cofradía de Diablos Danzantes cuyos orígenes se remontan hacia las primeras décadas del siglo XVII. Estos diablos bailan dos días en la semana de Corpus Christi.

Asimismo, una actividad que ya se ha hecho tradicional en Ocumare de la Costa es la Peregrinación de San Sebastián. Desde 1996, el último sábado de enero, se realiza esta concurrida peregrinación; la cual consiste en una larga caminata de 42 kilómetros que comienza en la alcabala de El Limón, en Maracay, y termina en Ocumare de la Costa. En años recientes hubo más de 10.000 participantes. Muchos son atraídos por la posibilidad de atravesar el Parque Nacional Henri Pittier caminando, otros lo hacen como ofrenda al Santo, para cumplir una promesa.

Es una jornada bastante dura, los primeros once kilómetros del trayecto son en subida, hasta llegar a Rancho Grande. La organización de la caminata está a cargo de la Fundación Peregrinación San Sebastián, y los fondos obtenidos son usados en el desarrollo y ejecución de obras sociales, culturales y deportivas en las poblaciones costeras del Estado Aragua.




¿Cómo llegar a Ocumare de la Costa?

A Ocumare de la Costa se le puede llegar a través de una estrecha y sinuosa carretera que inicia en la ciudad de Maracay y atraviesa la maravillosa selva nublada del Parque Nacional Henri Pittier. Es la misma vía que lleva a Cumboto, Cata y Cuyagua. Si viene por la Autopista Regional del Centro tome la salida de Tapa-Tapa y siga hasta el final, luego cruce a la derecha en la Av. Bolívar.

Desde aquí la vía está debidamente señalizada. La carretera comienza al final de la urbanización El Limón. El trayecto, desde la alcabala de la Guardia Nacional (justo al inicio de la carretera) hasta llegar a Ocumare de la Costa es de unos 42 kilómetros.


Google Maps de Ocumare de la Costa y playas adyacentes:

OCUMARE DE LA COSTA

Deja un comentario en: “Ocumare de la Costa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *