Laguna Los Cedros

Compartir

Laguna Los Cedros | Parque Nacional Guaramacal, Boconó, Estado Trujillo


Laguna Los Cedros

Situada a pocos kilómetros de Boconó, sobre la ruta que conduce a la ciudad de Guanare, e internándose dentro de los límites del Parque Nacional Guaramacal, se encuentra uno de los espacios de recreación más visitados por propios y extraños dentro del estado Trujillo, un lugar de extraordinaria y apacible belleza como solo pueden serlo aquellos que son habitados por los Momoyes: La Laguna Los Cedros.

La Laguna está enclavada entre altas montañas, a una altura aproximada de 1.700 metros sobre el nivel del mar, y envuelta por un manto de fresco e intenso verdor que solo es interrumpido, a ratos, por la neblina que desciende desde lo alto del páramo de Guaramacal. En la entrada, hay un puesto de Guardaparques, estacionamiento, sanitarios y un pequeño kiosco. Está permitido acampar en un área cercana a la laguna. Para ello debe solicitar el permiso correspondiente en el puesto de Guardaparques y cancelar la tarifa señalada; que es bastante económica. Alrededor de la laguna se han instalado algunas churuatas y parrilleras para mayor comodidad y facilidad de los visitantes. Para usarlas debe pagar una tarifa preestablecida por el Instituto Nacional de Parques (Inparques).

laguna-los-cedrosA un lado del parque, y muy cerca de la laguna, se precipita furiosa la quebrada Segovia –que anteriormente señalaba uno de los límites de Boconó– sobre el fondo de una rocosa cañada. La Laguna Los Cedros, además de ser el lugar de esparcimiento más frecuentado por los habitantes de esta hermosa región del estado Trujillo, es muy visitada también por quienes gustan de la observación de aves.

Los Momoyes son los duendes que pueblan las zonas altas de los estados Mérida y Trujillo. En la tradición local, los momoyes son seres muy viejos y de largas barbas, agradables y traviesos, que usan un sombrero bastante grande y ocasionalmente llevan un bastón. A veces, cuando llueve, se les puede ver bailando en el bosque; pero en general sólo se les escucha cuando interpretan misteriosas melodías con violines o flautas. No les gusta que la gente haga ruido o lancen piedras a los ríos y lagunas; cuando esto sucede, el clima cambia en poco tiempo, todo se cubre de nubes y empieza a llover.

vista-laguna-los-cedrosUna de las cosas que más les molesta es que las personas dejen desechos después de acampar o visitar los lugares en donde viven. Y cuando la falta es muy grave, se ha sabido de personas que han desaparecido por un tiempo, llevadas por ellos. También gustan de hacerle bromas a los excursionistas, escondiéndoles objetos a quienes acampan.

En Boconó y en sus alrededores hay muchos otro lugares interesantes para conocer y visitar. El Museo Trapiche de los Clavo es uno de ellos. Es la antigua hacienda de una familia trujillana que por muchos años se dedicó al procesamiento de la caña de azúcar. El lugar está magníficamente preservado y sirve como museo, galería y centro cultural. Dispone de cafetín, tiendas de artesanías y una pequeña sede de las Librerías del Sur. Está situado entre las avenidas Rotaria y Cuatricentenaria, al frente del hospital Rafael Rangel: www.museotrapichedelosclavo.org.ve


¿Cómo llegar a la Laguna Los Cedros?


Si viene por la vía Valera-Boconó, al llegar a Boconó siga subiendo por la calle en donde vea la alta torre de la iglesia de San Alejo –ubicada al frente de la Plaza Bolívar–, suba hasta a una redoma en donde verá el Hotel Tiguaní. Siga subiendo y tomará la vía Boconó-Biscucuy-Guanare. Un poco más arriba verá un letrero que indica la ruta a la laguna Los Cedros. Desde allí, el camino está señalizado. Si viene desde Guanare, esté pendiente del letrero que indica la vía de Guaramacal y Laguna Los Cedros.


Texto y Fotos: Jesús Osilia


Laguna Los Cedros
Compartir