Laguna de Unare

Compartir

Laguna de Unare, Estado Anzoátegui:

La playa de la Laguna de Unare es de suaves arenas y fuerte oleaje
La playa de la Laguna de Unare es de suaves arenas y fuerte oleaje

La Laguna de Unare se ubica al occidente de la desembocadura del río Unare, entre las poblaciones de Boca de Uchire y El Hatillo-La Cerca, todas ellas pertenecientes al Estado Anzoátegui, en Venezuela.

Es una amplia laguna costera (con una superficie de 4.750 Ha.), permanente, de aguas salobres y escasa profundidad (alrededor de un metro en casi toda su extensión), con fondo fangoso, rodeada de manglares y separada del mar por una estrecha barrera o cordón arenoso: el Istmo Caribe.

Esta albufera forma parte del sistema lagunar Unare-Píritu, un extenso cuerpo de agua que se formó sobre una amplia llanura aluvional; el cual, con el tiempo, quedó dividido por la progresiva acumulación de los sedimentos que arrastra y deposita el río Unare al llegar a su delta.

En la parte exterior de la barrera litoral –aquella que se mantiene en contacto directo con el mar–, la playa se caracteriza por ser poco profunda y de un oleaje moderadamente intenso que remueve constantemente la arena del fondo y le da un aspecto terroso al mar, hecho que se incrementa con los sedimentos aportados por los ríos.

Una carretera recorre todo el istmo Caribe (el cual se extiende a lo largo de unos 25 kilómetros y tiene entre 150 y 600 metros de ancho), desde Boca de Uchire hasta El Hatillo y La Cerca, pasando luego por Nuevo Unare hasta empalmar con la autopista Unare-Clarines; la cual bordea el contorno sur de esta maravillosa albufera.

Sin duda, esta es una zona con un amplio potencial turístico que, sin embargo, ha sido muy poco desarrollado hasta el momento; si bien cuenta con unas treinta posadas distribuidas a lo largo del istmo, algunas muy buenas (Consulte en nuestro Directorio de Hoteles y Posadas para mayor información). Además, la carretera se encuentra en un estado bastante deplorable, llena de huecos y con la vegetación invadiendo la calzada, aunque aún puede recorrerse con cualquier tipo de vehículo.

La Laguna de Unare es un lugar privilegiado para la observación de aves, tanto residentes como migratorias, y entre ellas las más notables a simple vista son, desde luego, los flamencos. Pero también hay estilizadas garzas de níveo plumaje en contraste con el escarlata encendido de las corocoras; garzas rosadas con picos en forma de paletas que escrutan el agua moviendo su cabeza de un lado a otro; gabanes; alcatraces, tijeretas… La Cotúa Agujita, por su parte, nada sumergida asomando únicamente la cabeza y el cuello, y busca su alimento buceando en el fondo de los ríos y lagunas. Y cuando sale del agua se les ve posadas sobre el terreno con las alas extendidas para que se les sequen las plumas. El espectáculo es sorprendente, y en este sentido, la Sociedad Conservacionista Audubon de Venezuela organiza paseos con guías especializados.

Por otro lado, las raíces sumergidas del mangle constituyen también un refugio seguro para el desove y la cría de muchas especies acuáticas. Si se dan un paseo a lo largo de la laguna podrán ver a los pescadores locales lanzando sus atarrayas para sacar lebranches, róbalos, mojarras y camarones, entre muchas otras.especies. Además, no podemos dejar de mencionar la existencia de un camarón grande y oscuro, de grandes tenazas y un peso cercano a los 500 gramos, muy apreciado por el exquisito sabor de su carne, que solo se encuentra en los ríos de esta región y es conocido localmente como “camacuto” (Atya scabra). La pesca de este crustáceo constituye el sustento para muchos pescadores, y se realiza entre los meses de mayo y julio, cuando aumenta el nivel de las aguas de los ríos. Pero su captura se ha visto mermada en los últimos años por la pesca indiscriminada  y la creciente contaminación de las aguas del río Unare; a tal punto que la especie está en peligro de desaparecer.

Flamencos en la laguna de Unare
Flamencos en la laguna de Unare

¿Cómo llegara la Laguna de Unare?

Para ir a la Laguna de Unare, desde la región central del país deben tomar la autopista Gran Mariscal de Ayacucho con dirección a Río Chico y seguir luego por la Troncal 9 hacia las poblaciones de El Guapo, Machurucuto y Boca de Uchire. El trayecto desde Caracas es de aproximadamente tres horas y media. Desde Barcelona deben tomar la autopista con dirección a Puerto Píritu y Clarines para luego girar a la derecha en la entrada de El Hatillo (antes de iniciar la autopista Clarines-Unare). Debe tomar en cuenta que las posadas en el istmo se encuentran más cercanas a Boca de Uchire, por lo cual recomendamos seguir por la autopista hasta llegar a esta población.

Texto y Fotos: Jesús Osilia

Compartir