La Gran Sabana Venezuela

Compartir

La Gran Sabana Venezuela. Parque Nacional Canaima


Carretera a la Gran Sabana
Parte de la cadena oriental de tepuyes en la Gran Sabana

La Gran Sabana, la milenaria tierra de los tepuyes y hogar del pueblo Pemón, estuvo muchos años fuera del alcance de la mayoría. Sólo los más intrépidos se atrevían a internarse en este mundo perdido.

Las cosas cambiaron cuando, entre los años 1965 y 1972, el ejército venezolano construyó un camino de tierra que partía desde la población de El Dorado hasta Santa Elena de Uairén, cruzando la Gran Sabana de norte a sur.

Pero no fue sino hasta 1989 cuando se culminó el asfaltado de toda la carretera, conocida como Troncal 10. Desde entonces, la actividad turística de la región se ha incrementado considerablemente, así como el intercambio económico y turístico con Brasil.

A lo largo de ésta vía y de otras más que recorren la sabana, el viajero tendrá la oportunidad de conocer y disfrutar de una gran cantidad de lugares de belleza sin igual.

Y no exageramos al decir que no hay lugar en La Gran Sabana que no levante una exclamación de asombro para todo aquel que la visita por primera vez.

Por cada nuevo kilómetro recorrido una nueva maravilla por conocer: hay ríos de aguas mansas y oscuras, o más bien rojizas; furiosos y turbulentos raudales; refrescantes pozas y toboganes naturales, delicia de quienes la visitan; pequeños saltos de agua e imponentes cascadas; el intenso azul de un cielo infinito y el verdor de la sabana sin fin. Y como telón de fondo para tan soberbio espectáculo, la sempiterna presencia de los formidables tepuyes.

Chinak-merú o Salto Aponwao
Chinak-merú o Salto Aponwao

Es una tierra mágica, mística, misteriosa, hermosa y excitante. Aquellos que ya han tenido la dicha de conocerla no pueden olvidarla. ¡Así es La Gran Sabana!

La Gran Sabana ocupa la parte oriental del Parque Nacional Canaima (el segundo más grande de Venezuela, con tres millones de hectáreas) y está ubicada al sureste del Estado Bolívar.

Su superficie, y aun cuando la denominación de sabana sugiera la existencia de terrenos completamente planos, es muy accidentada, caracterizándose por la presencia de colinas ligeramente onduladas y cortadas por la acción de los numerosos ríos que surcan la región, todos ellos afluentes del caudaloso río Caroní.

Pero el rasgo distintivo de La Gran Sabana, lo que la hace única, es la presencia de los tepuyes; verdaderos reductos de tiempos pasados, auténticos reservorios de numerosas especies vegetales y animales únicas en el mundo.

El tepuy es una formación maciza, escarpada, con una superficie aplanada y de paredes verticales, resultante de una intensa actividad erosiva sobre planicies muy antiguas.

En la Gran Sabana, los tepuyes se elevan hasta alcanzar alturas de hasta 2.800 metros sobre el nivel del mar (tepuy Roraima), pero sus alturas relativas con respecto a los valles y sabanas que los circundan son mucho menores; en ocasiones no llegan ni a los 500 metros.

Todos los tepuyes venezolanos están debidamente protegidos bajo la figura de Parque Nacional o la de Monumento Natural, con lo cual se busca garantizar su preservación. De igual forma, en noviembre de 1994 la UNESCO incluyó al Parque Nacional Canaima en la lista del Patrimonio Natural de la Humanidad.

Tepuy Roraima
Tepuy Roraima | La Gran Sabana Venezuela

¿Cómo llegar a La Gran Sabana?

Si usted viaja por carretera –y no importa de qué región del país proceda– la travesía hacia la Gran Sabana seguramente comenzará en Ciudad Guayana.

Ciudad Guayana surge de la fusión de dos ciudades estrechamente relacionadas y muy cercanas entre sí, Puerto Ordaz y San Félix, y separadas tan sólo por un río, el Caroní. Si no conoce el Salto La Llovizna ni ha visto los raudales que forma el Caroní al frente del Parque Cachamay, en plena ciudad, le recomendamos que los visite, son espectaculares.

Hay otros muchos lugares de interés turístico en Ciudad Guayana y cerca de ella: los Castillos de Guayana, la represa Macagua, el punto de unión entre las aguas de los ríos Orinoco y Caroní, los cuales pueden distinguirse fácilmente por los colores de sus aguas; oscuras en el caso del Caroní, blancuzcas en las del Orinoco… Quédese todo un día en Ciudad Guayana, tal vez un poco más, vale la pena conocerla.

Al día siguiente, bien temprano, parta con dirección a la ciudad de Upata, y desde allí siga la ruta que pasa por Guasipati, El Callao y Tumeremo. Después de Tumeremo, la próxima población de importancia es El Dorado, punto en donde se inicia la carretera conocida como El Dorado-Santa Elena de Uairén o simplemente Troncal 10.

La distancia recorrida hasta éste punto, entre Ciudad Guayana y El Dorado, es de unos 300 kilómetros. A partir de aquí, kilómetro cero de la Troncal 10, seguiremos el camino -sin mayores atractivos- hasta llegar a la población de Las Claritas (Km.88), pueblo minero de crecimiento anárquico y desordenado. Inmediatamente al salir de Las Claritas se inicia el ascenso a través del paso conocido como La Escalera, atravesando el exuberante bosque lluvioso de la Sierra de Lema, un lugar privilegiado para la observación de aves, y principalmente el Águila Harpía.

Poco después llegará a La Piedra Virgen (Km.98), primera parada turística del recorrido, puerta de entrada al Parque Nacional Canaima y a La Gran Sabana. Y es entonces a partir de éste punto cuando la Troncal 10 deja de ser una simple carretera para convertirse en la ruta panorámica por excelencia de Venezuela.


La Gran Sabana Venezuela | Texto y Fotos: Jesús Osilia


Artículos relacionados:

Troncal 10: Ruta a la Gran Sabana Recomendaciones al visitar la Gran Sabana
Chinak merú o Salto Aponwao Kamá merú o Salto Kamá
Kavanayén Santa Elena de Uairén
Roraima El Paují
El Tepuy, características Santa Elena de Uairén 
Parque Nacional Canaima


Google Maps de La Gran Sabana Venezuela con indicaciones de lugares


¡Así es la Gran Sabana! | La Gran Sabana Venezuela

Compartir

Deja un comentario en: “La Gran Sabana Venezuela

Los comentarios están cerrados.