La Gran Sabana Recomendaciones

Compartir
La Gran Sabana Recomendaciones y Sugerencias para visitarla

¿Piensa ir a la Gran Sabana?  ¿Sabe qué llevar?  Tal vez esto le ayude:

  • Llene su tanque de gasolina siempre que tenga oportunidad, las estaciones de servicio son pocas y están muy distantes entre sí. En épocas vacacionales las colas para llenar el tanque de su vehículo son interminables, y es posible que usted pase un par de horas a la espera, tal vez más.
  • Si piensa tomar la vía hacia Kavanayén y Karuay, por ejemplo, le recomendamos llevar un recipiente de plástico o bidón lleno de gasolina. Los trayectos son largos y debe recorrerlos también de vuelta.
  • No olvide llevar un repelente contra insectos, el puripuri (jejenes) es bastante molesto; principalmente cerca de los ríos o en temporada de lluvias (junio-agosto), al atardecer y cuando amanece. Si tiene una carpa o tienda procure no dejarla abierta, y para protegerse mejor lleve pantalones largos y camisas de mangas largas.
  • Lleve suficiente dinero en efectivo. En La Gran Sabana es poco probable que usted pueda pagar con cheques o tarjetas de débito/crédito; al no haber conexión telefónica no hay puntos de pago ni es posible conformar los cheques. Tampoco hay bancos, salvo en Las Claritas o en Santa Elena de Uairén; y sin embargo, son muy pocas las entidades bancarias nacionales que mantienen agencias allí: solamente el Banco Guayana y el Banco Industrial. De todas maneras consulte con el suyo antes de iniciar el viaje.
  • Si piensa acampar, procure llevar todo el alimento que necesite de acuerdo al tiempo de su estadía. Son muy pocos los lugares en donde se puede comprar algo dentro de La Gran Sabana, y en temporadas vacacionales todo se hace escaso, principalmente el hielo. Por otra parte, olvídese de una buena vez de saborear platos típicos de la región, nadie los prepara, y el menú que ofrecen los pequeños restaurantes dentro del parque, por lo general, no es variado.
  • Lleve algo de ropa abrigada, la temperatura en algunas partes de La Gran Sabana puede rondar los 17º C. durante la noche. Y si piensa ascender al Roraima tome en cuenta que la temperatura puede bajar mucho más, incluso por debajo de los 5º C. (Vea las Recomendaciones para subir al Roraima).
  • Si piensa acampar lleve una carpa o tienda con sobretecho completo, que cubra hasta el suelo (recuerde que ésta es la región más lluviosa del país); saco de dormir; colchón inflable (que no requiera de un inflador eléctrico), linternas, bolsas plásticas para basura, toallitas húmedas y papel higiénico.
  • Lleve un pequeño maletín con medicamentos de uso básico, y aquellos que le hayan sido indicados por su médico. Incluya repelentes para insectos, protector solar y labial.
  • No lleve platos ni vasos desechables, a menos que usted se comprometa a llevárselos de vuelta. El problema de la basura es algo que cada día afecta más a La Gran Sabana. Coloque todos sus desperdicios dentro de bolsas plásticas y deposítelas en los contenedores de basura dispuestos para tal fin. Y si es posible que usted se lleve su basura de vuelta a casa, pues mejor.
  • Lleve una gorra o sombrero para protegerse del sol, lentes oscuros, protector solar, ropa cómoda de fibras naturales, preferentemente de mangas largas… Lleve también un traje de baño, toallas, sandalias.
  • Si piensa caminar, lleve botas ligeras de trekking y calcetines gruesos.
  • No se acerque a los bordes de cascadas o riscos. Son sitios peligrosos. Mantenga a sus niños todo el tiempo bajo supervisión, tomados de la mano.
  • No se salga de las rutas establecidas. No intente abrir nuevos caminos o probar innecesariamente su pericia en el uso de vehículos de doble tracción, la sabana es sumamente frágil, se erosiona con facilidad y tarda muchos años en poder recuperarse. En consecuencia, está expresamente prohibido por el Instituto Nacional de Parques y puede recibir sanción penal de acuerdo a la legislación ambiental venezolana.
  • Si está acampando con su vehículo respete las normas del Parque Nacional Canaima y las del campamento en donde se encuentre. Si quiere escuchar música, hágalo usted sólo con sus amigos, a un volumen moderado que no moleste a los demás campistas. Recuerde que muchas personas van a la Gran Sabana para disfrutar precisamente del silencio y la quietud que son propias del lugar.
  • Por último, recuerde que usted está de visita en un territorio que durante muchos siglos le ha pertenecido al pueblo pemón. Éste es su hogar ancestral, respete su forma de vida, sus creencias y costumbres, y siga sus indicaciones en todo momento. Ellos son los custodios de tan maravilloso lugar.

Artículos relacionados:

| La Gran Sabana | La Troncal 10, ruta a la Gran Sabana |

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.