La Cueva del Guácharo

Compartir

La Cueva del Guácharo | Monumento Natural Alejandro de Humboldt, Caripe, Venezuela


Entrada a la Cueva del GuácharoAl norte del Estado Monagas, muy cerca de la población de Caripe, se encuentra una de las cavernas más grandes, famosas y visitadas de Venezuela: La Cueva del Guácharo.

Debe su nombre a la presencia de un ave de hábitos nocturnos y gregarios que se conoce localmente como guácharo (Steatornis caripensis); el cual anida y duerme en las áreas oscuras de algunas grandes cavernas del país o en el interior de profundas grietas.

El guácharo se orienta usando la ecolocalización del mismo modo que los murciélagos y únicamente sale de noche al exterior para alimentarse del fruto de ciertas palmas y árboles de las familias Palmae, Lauraceae y Burseraceae, el cual desprende al vuelo.

La cueva era conocida por los indios Chaimas desde mucho antes de la llegada de Colón, tal vez desde hace más de tres mil años, quienes cazaban y extraían la grasa de los polluelos del guácharo para obtener un aceite claro y ligero que usaban de diversas maneras.

«Oilbirds». Publicado bajo la licencia CC BY 2.0 vía Wikimedia Commons - https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Oilbirds.jpg#/media/File:Oilbirds.jpg.
Guácharos (Steatornis caripensis) | Publicado bajo la licencia CC BY 2.0 vía Wikimedia Commons

Por su parte, los misioneros Capuchinos Franciscanos tuvieron conocimiento de su existencia poco tiempo después de haber emprendido la evangelización de la Provincia de Cumaná, en 1657, y es posible que algunos se hayan internado en ella.

En 1794 fue visitada por el primer obispo de Santo Tomás de Guayana, Monseñor Francisco de Ybarra y Herrera, quien al parecer se internó unos 750 metros dentro de la cueva hasta llegar a un punto que se conoce actualmente como Paso del Silencio.

Cinco años después, en 1799, la cueva es visitada también por el célebre explorador y científico alemán Alejandro de Humboldt, quien entra, en compañía de Aimé Bonpland, hasta una profundidad de 472 metros y hace la primera descripción científica del guácharo.

Las anotaciones realizadas por Humboldt atraen la atención de muchos otros científicos y naturalistas, entre ellos Agustín Codazzi, Karl Moritz, Antón Goering y Ferdinand Bellermann, quienes la visitan y realizan exploraciones durante el Siglo XIX.

En 1951, los miembros de la Sección de Espeleología de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales, inician una larga y minuciosa serie de exploraciones en el interior de esta gran caverna, y llegan por primera vez al fondo de ella el 17 de abril de 1957. A partir del año 1967, la Sociedad Venezolana de Espeleología comienza el levantamiento topográfico de la caverna y realiza distintos estudios geológicos, arqueológicos y bioespeleológicos.

La Cueva del Guácharo, no obstante su gran extensión (10,2 Km), no es la mayor caverna del país. Este título está en poder de la cueva El Samán, ubicada en la Sierra de Perijá, en el Estado Zulia, la cual tiene una extensión de 18,2 kilómetros. Sin embargo, ésta también parece haber sido superada por el Sistema Charles Brewer, un conjunto de gigantescas galerías formadas en cuarcitas, descubiertas y exploradas recientemente sobre el Churí-tepuy, en el Macizo del Chimantá (Estado Bolívar), con unos 23,6 kilómetros de desarrollo; lo cual, de hecho, la convierten en la mayor caverna de cuarcita del mundo.

Es importante señalar que las cuevas El Samán y El Guácharo, al contrario de las del Sistema Charles Brewer, se formaron en rocas del tipo calizo.

La Cueva del Guácharo y el área que la circunda se encuentra protegida desde 1949 bajo la figura del Monumento Natural Alejandro de Humboldt, y en 1975 se crea además la figura de Parque Nacional El Guácharo con el objeto de resguardar la continuidad natural de los procesos geológicos y biológicos que se desarrollan en el interior de la cueva, asegurando además el régimen hídrico en el área de influencia de la misma.


¿Cómo se formó la Cueva del Guácharo?

Las rocas calizas donde se encuentra la Cueva del Guácharo tienen su origen a finales de la Era Secundaria, durante el Período Cretáceo, hace unos 130 millones de años. En ese entonces, el territorio nor-occidental y nor-oriental de Venezuela estaba cubierto por un mar poco profundo y de aguas muy claras, cercano a la línea de costa.

En aquel ambiente marino, favorecido además por otros factores físico-químicos como una adecuada temperatura y salinidad, por mencionar sólo dos, se dieron las condiciones ideales para el crecimiento de enormes colonias de organismos coralinos. La acumulación de los restos de tales organismos y la proximidad a las antiguas costas permitieron, mediante procesos de sedimentación, la formación de rocas calizas en áreas extensas.

Más tarde, a comienzos de la Era Terciaria (hace unos 78 millones de años), comenzó una fase de plegamiento que levantó el lecho marino, lo que determinó la retirada del mar y el surgimiento del Macizo Oriental. En períodos posteriores (Mioceno y Plioceno) los movimientos tectónicos continuaron plegando y fracturando las rocas, lo cual permitió que las aguas de escorrentía se infiltraran en ellas para excavar una primitiva red de galerías subterráneas.

Cabe señalar que la disolución de las rocas es el fenómeno químico de mayor importancia en la formación de cuevas en rocas del tipo calizo; el agua de lluvia cargada de anhídrido carbónico disuelve el carbonato de calcio, componente principal de tales rocas. Mientras que la erosión originada por el transporte de las diversas partículas que arrastra el agua, así como los movimientos tectónicos, son los causantes del ensanchamiento de las grietas.

estalactitasEn la era Cuaternaria, que se inicia hace un millón de años aproximadamente, continúa el proceso de elevación, plegamiento y fractura de las rocas del Macizo Oriental. Las aguas de escorrentía continúan el desgaste de las rocas pero a niveles más profundos en el terreno. Las grietas y galerías se ensanchan y los ríos subterráneos escurren por el fondo de éstas. Es entonces cuando surgen los llamados espeleotemas (estalactitas, estalagmitas, etc.).

Las estalactitas se forman cuando el agua cargada de carbonato de calcio, que se infiltra por entre las grietas superiores del terreno, llega a la bóveda o techo de alguna gran caverna y se precipita lentamente en forma de gotas, dejando una parte del carbonato de calcio pegado al techo de la misma; el cual se acumula hasta crear una estalactita.

Las gotas que caen al suelo (en aquellos lugares en donde no son arrastradas por los ríos subterráneos) todavía contienen algo de carbonato de calcio, lo cual permite, por acumulación, la formación de estalagmitas justo por debajo de las estalactitas. Cuando ambas, luego de centenares de miles de años, llegan a unirse, forman una columna.

Si visitan la Cueva del Guácharo, o alguna otra caverna similar, podrán ver numerosos ejemplos de tales formas o espeleotemas. Pero, por favor, no intenten romperlas para llevárselas como recuerdo. La naturaleza ha tardado miles de años en crearlas, no las destruyan.

| Leer más acerca de esta hermosa cueva y detalles del recorrido turístico aquí |


Texto: Jesús Osilia | Fotos: Anne van der Wal y Jesús Osilia


Artículos relacionados:

Una visita a la famosa Cueva del Guácharo en Caripe El Chorrerón de Caripe
Parque Nacional El Guácharo Caripe

La Cueva del Guácharo | Monumento Natural Alejandro de Humboldt
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.