La Azulita | Mérida

Compartir

La Azulita | Estado Mérida, Venezuela


Carretera Jají-La Azulita
Carretera Jají-La Azulita

La Azulita es una población de amplia tradición agrícola y pecuaria, con mucha vocación comercial, que poco a poco ha ido incursionando dentro del sector turismo; siendo hoy una de sus principales actividades económicas.

Fue fundada oficialmente el 22 de febrero de 1866, y es la capital del Municipio Andrés Bello del Estado Mérida. Se ubica sobre una meseta en las estribaciones de la Sierra de La Culata, en la vertiente del Lago de Maracaibo, a una altura de 1.135 metros sobre el nivel del mar y rodeada de verdes montañas que a lo lejos lucen un tono azulado; de allí, al parecer, viene el nombre de la población.

Carretera Jají-La Azulita
Carretera Jají-La Azulita

El pueblo como tal –aparte del casco central en donde se ubica la Plaza Bolívar, la imponente iglesia y algunas calles aledañas adornadas con diversas esculturas– es poco agraciado. Todas las esculturas fueron realizadas por un reconocido artista local, Ramón Lacruz (Melena), y representan a los héroes campesinos que un día arribaron a estas tierras para comenzar a labrar su propio futuro.

La iglesia, dedicada a la Inmaculada Concepción, sobresale por su diseño moderno y grandes dimensiones. Es totalmente diferente a los típicos templos coloniales de los pueblos merideños, con el frontis, columnas y arcadas en obra limpia de concreto, con dos altos torres y una cúpula puntiaguda. En su interior destacan una serie de maravillosos y coloridos vitrales. Su construcción finalizó en 1967.

Otros lugares que vale la pena conocer en La Azulita son: el Parque de la Cueva del Pirata, el cual consiste de una serie de pequeñas cavernas y galerías surcadas por un riachuelo interno, y en cuyas paredes exteriores se practica la escalada en roca; la cascada del Parque Turístico La Palmita y el Parque Aguas Calientes, lugares de gran belleza natural que han sido debidamente acondicionados para el disfrute de los visitantes.

Sus principales festividades se celebran el último domingo de octubre, con la fiesta de los indios Cospes, y el 8 de diciembre con las fiestas patronales de la Inmaculada Concepción.

Un detalle que nosotros no podríamos dejar pasar, es que aquí, entre las altas montañas que rodean a La Azulita –y especialmente dentro del bosque nublado de San Eusebio, muy cercano a la Estancia La Bravera–, se presenta uno de los corredores naturales de aves migratorias más activos e importantes del país y el continente. Un lugar muy visitado por observadores de aves de todo el mundo. 


¿Cómo llegar?

La niebla cubre con frecuencia el camino entre Jají y La Azulita
La niebla cubre con frecuencia el camino entre Jají y La Azulita

Para ir a La Azulita –si están en la ciudad de Mérida– deben tomar la avenida Los Próceres, una de sus principales arterias viales, y seguir los letreros. La señalización es bastante buen. Esta vía conduce también al parque temático “La Venezuela de Antier”, un complejo turístico en donde se reproducen los paisajes, costumbres y tradiciones del país a comienzos del siglo XX, y al pueblo de Jají; y ofrece ciertas facilidades y atracciones para el visitantes, como hoteles y posadas, sitios para comer, y una espectacular vista de la Sierra Nevada de Mérida. Más adelante, la carretera se estrecha y adentra en una zona boscosa al llegar a las cercanías de la quebrada Las González, la cual nace en el Páramo de los Conejos y se deja ver desde la carretera con una espectacular cascada que cae desde lo alto de un pronunciado escarpe. La zona se encuentra protegida bajo la figura del Monumento Natural Chorrera de las González, decretado como tal el 8 de mayo de 1980. Al llegar al sector Las Cruces verán una alcabala y una estación de servicios. La vía de la derecha lleva a La Azulita, la de la izquierda a Jají.

La distancia entre la entrada de Jají (sector Las Cruces, en donde está la estación de servicios) y La Azulita es de unos 43 kilómetros; pero la carretera, aún cuando es transitable por cualquier tipo de vehículo, está en pésimas condiciones hasta llegar al sector San Eusebio (unos 18 kilómetros más adelante), en consecuencia, el recorrido bien puede tomarles unos 40 o 50 minutos hasta este punto. La carretera entre San Eusebio y La Azulita es angosta y bastante sinuosa, pero está en mejor estado y ofrece una maravillosa vista hacia el Páramo de los Conejos y el Lago de Maracaibo. En las tardes la neblina es muy espesa. La distancia total entre Mérida y la Azulita, a través de esta carretera, es de unos 75 kilómetros aproximadamente. Si vienen de El Vigía o desde la carretera Lara-Zulia, deben tomar la vía de Caño Zancudo y remontar la cordillera. Es una vía ancha y bien asfaltada que atraviesa parajes de espectacular belleza en medio de sembradíos y haciendas ganaderas. Hay una tercera vía que parte desde Lagunillas y sube hasta el poblado de La Trampa para luego descender por un camino bastante escarpado hasta llegar a La Azulita, pero hace mucho que no la recorremos y no sabemos en qué estado se encuentra.

Hay diversas opciones para hospedarse, tanto en La Azulita como en sus alrededores, pero algunas posadas y estancias no reciben huéspedes sin previa reservación. Consulte en nuestro Directorio de Hoteles, Campamentos y Posadas para mayor información.

Texto y Fotos: Jesús Osilia


La Azulita | Estado Mérida
Compartir