Jají, típico rincón de los andes merideños

Compartir

Jají, típico rincón de los andes de Venezuela




/ por Jesús Osilia | Bloguero de viajes y promotor turístico.


jaji-pueblo-merida

Jají es una hermosa población del estado Mérida en donde podrán conocer la sencillez y el encanto de épocas pasadas, así como disfrutar del característico sabor y tradicional amabilidad andina.

Jají está asentado sobre un terreno de fuertes pendientes en donde el trazado de las calles y la disposición de las distintas construcciones tuvieron que adaptarse al irregular contorno de la montaña, sin abandonar el esquema urbano tradicional de los conquistadores españoles cada vez que fundaban una población; es decir, el de una gran plaza cuadricular con todas las edificaciones principales ubicadas convenientemente alrededor de ella.

jaji-pueblo-de-meridaEl pueblo ha conservado su aspecto colonial, en buena parte debido a un proyecto de completa restauración que se inició en 1968 y finalizó tres años después, en el cual se respetó el estilo arquitectónico de la época y se conservaron muchas de las puertas, ventanas y rejas originales.

Jají fue fundado por Bartolomé Gil Naranjo el 17 de mayo de 1586 con el nombre de San Pedro de Jají, y más tarde, el de agosto de 1683 es refundado como San Miguel de Jají por Alonso Ruiz Valero.

Sin embargo, antes de la llegada de los españoles, el lugar estuvo habitado por algunas tribus de los indios Chama que se hacían llamar jajíes, los cuales fueron desplazados por los conquistadores.

Jaji 6wEn la actualidad, es la capital de la parroquia Jají del municipio Campo Elías del Estado Mérida. Está situado a una altura de 1781 metros sobre el nivel del mar y dista unos treinta y cuatro kilómetros de la ciudad de Mérida (contando desde el puente La Pedregosa) y cuarenta y tres kilómetros de La Azulita, la capital del municipio Andrés Bello.

Es un pueblo apacible, rodeado de montañas, cuya actividad económica gira en torno al turismo, a la ganadería y a la agricultura. Aquí se cultivan papas, zanahorias, hortalizas, café, flores, entre muchos otros rubros.

Alrededor de la plaza, en donde las calles se mantienen empedradas, se levantan viejas casonas restauradas de uno o dos pisos, con altas puertas y ventanales, patios centrales internos y techos de teja, todas pintadas de blanco con detalles en azul, y algunas con elegantes balcones volados en estructuras de madera.

iglesia-de-jajiHay posadas, cafés y uno o dos pequeños restaurantes, algunos comercios y ventas de recuerdos y artesanías en general, figuras talladas en madera, vasijas de arcilla y cerámica, artículos de cuero, hamacas, cobijas, ruanas, gorros, guantes y otros artículos confeccionados en lana, fique y algodón.

La iglesia está dedicada a San Miguel Arcángel, el patrono del pueblo. Es un templo sencillo, de paredes gruesas y con tres grandes puertas o portones, con el frontispicio decorado con pilares, molduras y cornisas, finalizando en forma de triángulo, todo ello pintado en blanco y celeste.

A un lado se levanta la torre del campanario, el cual tiene forma octogonal y está coronado por una cúpula dorada que termina en una cruz de hierro. El interior de la iglesia también es bastante sencillo, con tres naves separadas por dos columnatas y un pequeño altar con la imagen de San Miguel en el presbiterio.


¿Cómo llegar?


Jaji 8wPara ir a Jaji, si están en la ciudad de Mérida, deben tomar la avenida Los Próceres, una de sus principales arteriales viales, y seguir los letreros. La señalización es buena.

Esta vía también conduce al parque temático La Venezuela de Antier (un complejo turístico en donde se reproducen los paisajes, costumbres y tradiciones del país a comienzos del siglo XX) y al pueblo de La Azulita; y ofrece ciertas facilidades y atracciones para el visitante, como hoteles y posadas, sitios para comer, y una espectacular vista de la Sierra Nevada de Mérida.

Más adelante, la carretera se estrecha y adentra en una zona boscosa al llegar a las cercanías de la quebrada Las González, la cual nace en el Páramo de Los Conejos y se deja ver desde la carretera con una espectacular cascada que cae desde lo alto de un pronunciado escarpe: la Chorrera.

La zona se encuentra protegida bajo la figura del Monumento Natural Chorrera de las González, decretado como tal el 8 de mayo de 1980. Al llegar al sector Las Cruces verán una alcabala y una estación de servicio. La vía de la derecha lleva a La Azulita, la de la izquierda, a Jají.


Jají, pueblo típico merideño

por Jesús Osilia | Bloguero de viajes y promotor turístico | Fotos: Anne van der Wal (foto destacada, arriba) y Jesús Osilia


Booking.com


Contenido relacionado:

LA AZULITA
EN LA RUTA DE LAS NIEVES MERIDEÑAS
SAN JAVIER DEL VALLE
Jají, típico rincón de los andes merideños
Compartir