El Paují

Compartir

El Paují | Sur de la Gran Sabana, Venezuela.

 


El Paují | La Gran Sabana, Venezuela.

por Jesús Osilia | Promotor turístico y blogero de viajes.


El Paují
Carretera a El Paují

Pozos y cascadas escondidas, aguas de colores, tepuyes inmensos, selvas impenetrables y sabanas infinitas… La carretera que conduce a El Paují es, por si misma, toda una aventura.

La comunidad de El Paují está situada al sur del Estado Bolívar, Venezuela, a unos 75 Kilómetros al oeste de Santa Elena de Uairén, en la vía que conduce a Icabarú y muy cercano a la frontera con Brasil.

El camino se divide en un tramo asfaltado, de unos veinte kilómetros y en buen estado, el resto es de tierra y en algunas partes bastante difícil de transitar. En verano es posible llegar con vehículos de tracción simple, pero cuando llueve el terreno es muy resbaladizo y se requiere la doble tracción.

El recorrido desde Santa Elena de Uairén se hace en poco menos de dos horas; puede ser algo más, dependiendo de las condiciones de la vía. Se atraviesan sabanas abiertas y selvas impenetrables. Hay un puesto militar a mitad de camino.

Poco antes de llegar a El Paují, faltando unos doce kilómetros, se encuentra el Salto Catedral.

Es muy fácil ubicarlo, pues la entrada del sendero que lleva hasta el salto está a un lado del Café Catedral, uno de los pocos lugares en donde se puede comer algo en la vía. Los carros se dejan arriba, en un estacionamiento al frente del café, y se baja caminando por un sendero sin ninguna dificultad; es una caminata de unos diez minutos.

Más adelante, faltando sólo dos kilómetros antes de llegar a El Paují, encontrarán la entrada al Salto La Gruta. Es algo difícil llegar a este salto por lo accidentado del sendero, pero vale la pena.

Finalmente, al llegar a El Paují, lo primero que verán será una pequeña tienda de artesanías, algunas casas a la izquierda y una bodega.

En el Paují las calles son de tierra, el sistema de generación eléctrica local y el alumbrado público de las calles se desconecta poco antes de la medianoche, pero casi todas las casas disponen de su propia planta eléctrica. No hay teléfono ni cobertura celular, pero la comunidad cuenta con un centro de comunicaciones (Infocentro) desde donde pueden conectarse vía internet, y son muchos los que tienen equipos de radiotransmisión. La comunidad dispone también de una pista de aterrizaje, medicatura, un grupo de rescate y una escuela. Hay posadas y lugares para comer.

En El Paují conviven alrededor de 500 personas, muchas de ellas profesionales y jubilados, quienes decidieron huir del caos citadino para venirse a vivir a éste lugar, un paraíso en medio de la nada, solos y felices. Entre ellos también hay artesanos, aventureros, mineros, apicultores… La miel de abejas hecha en El Paují es exquisita, completamente natural.

Saliendo de El Paují con dirección a Icabarú, y a tan sólo un kilómetro de distancia, se encuentra el Pozo Esmeralda, un rinconcito bastante agradable, rodeado de selvas, que vale la pena conocer. Es perfecto para darse un baño, el fondo es arenoso y las aguas cristalinas… y heladas.

Pero muchos de quienes van a El Paují lo hacen con una sola intención: conocer el Abismo.

El Abismo es un lugar de una belleza abrumadora. Desde lo alto del mirador se puede contemplar una gran porción de la selva amazónica. La sensación es única, emocionante. Es como estar en la cima de un inmenso tepuy, aunque no es necesario realizar el mismo esfuerzo físico que se requiere para un ascenso al Roraima, por ejemplo, o al Sororopan.

Cerca del mirador principal hay un sendero que lleva a una cueva habitada por una colonia de murciélagos.

No le recomendamos entrar a la cueva si no tiene experiencia previa en exploración de cavernas y no lleva el equipo necesario; sin embargo, el sendero que conduce hasta ella es bastante interesante para los observadores de aves y amantes de la naturaleza en general.

Ya en la parte final, antes de llegar a la cueva, es necesario caminar a través de un cañón bastante angosto.

Para llegar a El Abismo tomen la vía que conduce hacia la pista de aterrizaje de El Paují, pasando al frente de la posada Maripak, más adelante verán un letrero que indica la ruta. Y después de subir a El Abismo, los pozos de frías y rojizas aguas del río Chaberú lo invitarán a refrescarse. El color de sus aguas se debe a la gran cantidad de ácido tánico que contienen.

Para llegar a las pozas del río Chaberú deben salir de El Paují con dirección a Ikabarú. Al llegar al segundo puente busquen un buen lugar para estacionarse, a la izquierda.


Texto y Fotos: Jesús Osilia | Promotor turístico y bloguero de viajes.


En la vía a El Paují

 


Google Maps de La Gran Sabana indicando la ubicación de El Paují



Booking.com

Tours GetYourGuide

EL PAUJÍ
Compartir