Cumaná

Compartir

Cumaná | Estado Sucre, Venezuela


Castillo Cumana 2_402x600Cumaná, la histórica capital del Estado Sucre, está ubicada en la región nor-oriental de Venezuela, a unos 400 kilómetros de Caracas y ochenta y dos kilómetros de Puerto La Cruz, y es reconocida por ser la primera población erigida por los europeos sobre la América continental.

Fue fundada en noviembre de 1515 por el evangelizador Fray Pedro de Córdova, el Vicario de las Indias, con el objeto de iniciar la conquista evangélica y pacífica de la tierra firme.

Emplazada a tres metros de altura sobre la costa del mar Caribe, justo en la entrada del golfo de Cariaco y a un lado de la desembocadura del río Manzanares, Cumaná tuvo que ser refundada en diversas ocasiones luego de haber sido destruida por los ataques de los pueblos indígenas o por terremotos. Al principio se la llamó Nueva Córdoba, nombre que Gonzalo de Ocampo le cambiaría más tarde, en 1521, al refundarla como Villa Toledo.

En 1569, Diego Fernández de Zerpa le da el nombre definitivo de Cumaná, y el 2 de julio de 1591 el rey Felipe II de España le concede finalmente el título de Ciudad. Es la cuna del General en Jefe Antonio José de Sucre, prócer de la independencia sudamericana y Gran Mariscal de Ayacucho, y del insigne poeta Andrés Eloy Blanco.

Posee un clima cálido y seco, suavizado por los vientos alisios. La temperatura media anual oscila entre 22º y 32ºC., y la precipitación es de unos 620 mm al año.

Cumaná hace mucho que traspasó las riberas del río Manzanares, el cual ya no establece sus límites sino que la cruza lenta y apaciblemente. Pero desde lo alto del cerro Pan de Azúcar la ciudad sigue estando protegida por los viejos cañones del castillo San Antonio de La Eminencia; uno de los iconos más representativos que posee y hoy muestra con orgullo la ciudad. Su construcción se inició alrededor del año 1682, y desde entonces ha tenido que ser remodelado en diferentes ocasiones debido a los serios daños sufridos a causa de los violentos terremotos que han azotado a la ciudad a lo largo de los siglos.

La autopista Antonio José de Sucre bordea la ciudad por el extremo sur, y por el norte la avenida Perimetral sigue la línea costera y permite el acceso a la playa San Luis; una de las más concurridas de la zona y lugar en donde se concentran muchos de los mejores hoteles de la ciudad.

En los alrededores de Cumaná también hay muy buenas playas. Mochima está ubicada a unos 20 kilómetros al oeste de Cumaná, y es un pueblo dedicado por entero al turismo, con excelentes playas a las que sólo se puede llegar en lanchas. Las demás playas que se ubican a lo largo de la carretera que une a Puerto La Cruz con Cumaná (Playa Colorada, Arapito, Cochaima…) son hermosas y cuentan con todos los servicios, pero han sido muy maltratadas por el turismo masivo y carente de control. No son recomendables durante los fines de semana.

Al este de Cumaná, ya dentro del golfo de Cariaco, hay algunas buenas playas como las del balneario Cachamaure, ubicada justo a la entrada de San Antonio del Golfo. Un poco más allá se encuentran las playas de Río Caribe, El Morro, Medina, San Juan de las Galdonas… También pueden optar por visitar algunos de los muchos balnearios de aguas termales que se ubican en las cercanías de El Pilar y en Casanay. Desde el puerto marítimo de Cumaná pueden tomar un ferry para trasladarse a la península de Araya o a la Isla de Margarita.

En Cumaná hay una buena oferta de hoteles y posadas. Para mayor información, consulte en nuestro Directorio de Hoteles, Posadas y Campamentos.

Cumaná también tiene muchos lugares de interés turístico y cultural que merecen ser visitados:

  • El Castillo San Antonio de la Eminencia: Fortaleza construida por los españoles en 1682.
  • La Iglesia de Santa Inés: Aquí se guarda la imagen de Santa Inés, la patrona de Cumaná. El  templo se terminó de construir en 1866. Se ubica en la parte baja del castillo San Antonio.
  • Las ruinas del Fuerte Santa María de la Cabeza: Ubicado a un lado de la Iglesia Santa Inés, fue la segunda edificación defensiva con que contó la antigua provincia de Santa Lucía. Fue residencia de gobernadores españoles durante el período colonial.
  • La Iglesia Catedral: Este templo fue construido en 1926 y conserva un magnífico retablo de madera labrada que fue traído de España. Está ubicada al frente de la Plaza Bolívar.
  • El Museo Gran Mariscal de Ayacucho: Ubicado en el Salón Consistorial del Antiguo Concejo Municipal de Cumaná, el museo fue creado en 1974 con motivo del sesquicentenario de la Batalla de Ayacucho. Aquí se guardan preciados objetos que pertenecieron al mariscal Antonio José de Sucre. Calle Humboldt.
  • La Casa Natal de Andrés Eloy Blanco: Convertida en museo, resguarda un archivo fotográfico del insigne poeta, el mobiliario original de la familia y otros artículos personales.
  • Ruinas del Convento de San Francisco: Aquí funcionó la primera universidad de Venezuela y Latinoamérica.
  • El Museo de Arte Contemporáneo de Cumaná.
  • El Parque Ayacucho: Ubicado a orillas del río Manzanares.

Cumaná es una bella ciudad que bien vale la pena conocer. Lamentablemente, y al igual que en muchas ciudades de Venezuela,sus calles no están debidamente señalizadas, lo cual dificulta considerablemente la orientación de quienes la visitan.

Texto y Fotos: Jesús Osilia


Cumaná

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *