Bejuma

Compartir

Bejuma | Estado Carabobo, Venezuela


Iglesia de Bejuma
Iglesia de Bejuma

Bejuma se ubica hacia el extremo occidental del Estado Carabobo, sobre las fértiles tierras de los denominados Valles Altos, en medio de suaves colinas, verdes bosques y extensos naranjales, a tan solo treinta minutos de la ciudad de Valencia y muy cerca de los apacibles pueblos de Montalbán, Miranda, Aguirre, Chirgua y Canoabo.

Fue fundada en 1845, fecha en que se registró el documento en que se hace constar la donación de tierras del Fundo Bejuma para el levantamiento del pueblo, y actualmente es la capital del Municipio Bejuma del Estado Carabobo.

Como municipio está dividido en tres parroquias: Canoabo, cuya capital es la población de Canoabo; Simón Bolívar, cuya capital es Chirgua; y la parroquia Bejuma, cuya capital es Bejuma.

Es una población que cuenta con buenos servicios educativos y asistenciales, con una intensa actividad comercial y un enorme potencial turístico basado en la belleza de los valles y montañas que la rodean y en su fresco clima, ya que se ubica a una altura de 667 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, todavía guarda mucho de su pasado pueblerino o provinciano.

Sus calles son anchas y arboladas, y en sus intersecciones verán letreros que señalan y dan a conocer el curioso nombre de algunas de sus esquinas: Jesús Malicia,  La Casa de la Culebra, La Mano Abierta… A lo largo de sus calles todavía se aprecian viejas y coloridas casonas de altos ventanales y techos de teja, sobre los cuales se asoman frondosos árboles (naranjos, aguacates) que crecen en medio de los espaciosos patios internos de las casas.

Esquina de Jesús Malicia, en Bejuma
Esquina de Jesús Malicia, en Bejuma

Saliendo de Bejuma con dirección a El Portachuelo (hacia el final de la Av. Bolívar) verán la vieja casona colonial del Dr. Luis P. Ecarri, un recordado médico que ejerció largos años en Bejuma y pueblos aledaños. Inmediatamente entrarán en el puente de los Ecarri, una estructura construida sobre el río Bejuma en 1928, bajo el mandato del general Juan Vicente Gómez. Su denominación surge como referencia popular a la cercanía del mismo con la que fuera residencia familiar del Dr. Ecarri.

En el Portachuelo hay una intersección de caminos, por la vía del centro van a Montalbán, por la de la izquierda salen a la carretera Tocuyito-Chivacoa, y por la de la derecha llegan a los pueblos de Aguirre y Canoabo. En esta misma intersección se encuentra el Parador Turístico Artesanal El Portachuelo, con unos treinta locales comerciales en donde podrá adquirir el trabajo de numerosos artesanos de la región; principalmente tallas en madera, pinturas y piezas en cerámica y barro.

A lo largo de ésta vía, y principalmente en la ruta hacia Canoabo, verá que los quioscos y las paradas de autobuses fueron diseñados cual antiguas casonas coloniales, con techos de teja y vasijas de barro montadas sobre ellas. Esta carretera recorre frescos parajes montanos y boscosos frecuentemente cubiertos por la neblina.

Es innegable que esta ruta posee un gran potencial turístico, tal vez comparable al que poseen las poblaciones de Cubiro y Sanare, en el Estado Lara. Sin embargo, sigue siendo un destino poco conocido, incluso para los carabobeños.

En Bejuma y en los alrededores hay buenas opciones para alojarse. También hay algunos reconocidos centros de salud que ofrecen terapias relajantes y sanadoras.

Consulte en nuestro Directorio de Hoteles y Posadas para mayor información.

Bejuma celebra sus fiestas patronales el 24 de octubre de cada año en honor a San Rafael Arcángel. La iglesia fue construida a mediados de los años cincuenta, e inaugurada en 1956.


¿Cómo llegar a Bejuma?

A través de la carretera Valencia-Tocuyito-Nirgua-Chivacoa, o por la carretera Morón-San Felipe subiendo por Urama y Canoabo.


Texto y Fotos: Jesús Osilia | Promotor turístico y bloguero de viajes.


Booking.com


Bejuma
Compartir

2 thoughts on “Bejuma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *