Basílica Menor de Nuestra Señora de El Valle

Compartir

Basílica Menor de Nuestra Señora de El Valle


Detalles laterales de la Basílica Menor de Nuestra Señora de El Valle
Detalles laterales de la Basílica Menor de Nuestra Señora de El Valle

El Valle del Espíritu Santo, Isla de Margarita, Venezuela

Ubicado a medio camino entre las ciudades de Porlamar y La Asunción, por la vía de La Sierra  y muy cerca del cerro Copey, en el Valle del Espíritu Santo, cuna del General Santiago Mariño, se encuentra uno de lo templos más visitados de la Isla de Margarita y de toda Venezuela: la Basílica Menor de Nuestra Señora del Valle.

Construido a finales del Siglo XIX, en el templo se guarda la imagen de la Patrona de los pescadores, del Estado Nueva Esparta y de la Armada de Venezuela: La Virgen del Valle.

Su historia data de mediados del siglo XVI, cuando la imagen arriba a la ciudad de Nueva Cádiz, en la cercana isla de Cubagua, procedente de España.

Poco tiempo después, el 25 de diciembre de 1541, la ciudad es destruida por un huracán y la imagen de la Virgen es llevada entonces a la Isla de Margarita, específicamente a la población de El Valle del Espíritu Santo, en donde aún permanece.

En este lugar, la devoción por la ahora llamada Virgen del Valle fue creciendo rápidamente conforme se iban conociendo los testimonios de sus milagrosas curaciones y otros favores otorgados.

En un texto antiguo, escrito por el padre Nectario María, se narra lo vivido en el año 1608 a raíz de una prolongada sequía que estaba afectando a los habitantes de la isla. El pueblo, pidiendo el favor de la Virgen, decidió sacar su imagen para llevarla en procesión a La Asunción. Según lo narrado por el padre Nectario María, cuando salieron de El Valle del Espíritu Santo, el cielo estaba claro, sin nubes; pero al llegar a las puertas de La Asunción, para ese entonces ciudad amurallada, comenzó a llover con mucha intensidad y así se mantuvo hasta el día siguiente.

Otro de los milagros que se le atribuyen a la Virgen del Valle es el de un pescador que, a punto de perder su pierna a causa de una grave infección, le pidió a la Virgen que intercediera en su curación, prometiéndole a cambio la entrega de la primera perla que encontrara en el mar.

Poco después, ya curado, el pescador encontró una extraña perla con forma de pie, y de acuerdo a lo prometido, se la obsequió a la Virgen. Hoy en día, la perla puede ser vista en el Museo Diocesano, a un lado de la iglesia. En el museo también pueden observarse una gran cantidad de ofrendas y objetos religiosos, incluyendo las numerosas y ricas prendas que han sido usadas a lo largo de los años para vestir la imagen de la Virgen.

Cerca de allí se encuentra la casa del general Santiago Mariño, prócer de la Independencia. Es una casona colonial convertida ahora en museo.

Altar con la imagen de la Virgen del Valle
Altar con la imagen de la Virgen del Valle

El 8 de septiembre, día de la Natividad de la Virgen María, se celebra la Festividad de la Virgen del Valle, la cual comienza con la bajada de la Virgen desde su sitial de honor sobre el altar del templo para colocarla a la altura de los feligreses y llevarla en procesión; allí permanecerá hasta el día 8 de diciembre, cuando nuevamente es llevada a lo alto.

Es una fiesta que cada año atrae a miles de personas de todas partes del país.

En los alrededores de la Basílica Menor de Nuestra Señora de El Valle hay pequeños restaurantes y ventas de comida, artesanías y objetos religiosos. La distancia entre Porlamar y El Valle del Espíritu Santo es de unos cinco kilómetros, y hasta La Asunción son diez kilómetros.

Si se interna por el camino de La Sierra llegará pronto al Parque Nacional Cerro El Copey.

Este parque fue creado el 27 de febrero de 1974 y abarca una superficie de 7.130 hectáreas localizadas al norte del sector centro-oriental de la isla.

El Cerro El Copey tiene una altura de 988 metros y presenta diferentes pisos bióticos con una gran diversidad de paisajes (desde la vegetación semiárida de espinares en sus faldas hasta el bosque nublado sobre la cima), altos niveles de endemismo tanto en especies animales como vegetales, y es la única fuente de agua permanente de la isla.

Desde lo alto del mirador, cerca de la caseta de Guardaparques, se tiene una magnífica visual de gran parte del territorio insular de Margarita. El parque toma su nombre del Copey, un árbol del género Clusia muy abundante en el lugar.

Texto y fotos: Jesús Osilia


Basílica Menor de Nuestra Señora de El Valle

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.