Barquisimeto

Compartir
Torre campanario del Santuario de la Divina Pastora
Torre campanario del Santuario de la Divina Pastora

Barquisimeto, ciudad crepuscular de Venezuela

Barquisimeto, la capital del Estado Lara, es la cuarta ciudad más poblada de Venezuela. Ubicada en la región centro-occidental del país, a unos 350 kilómetros de Caracas, es reconocida por la amplia tradición musical de sus pobladores y admirada por sus bellos atardeceres.

Fundada por Juan de Villegas en 1552 bajo el nombre de Nueva Segovia de Barquisimeto, la ciudad tuvo que ser mudada tres veces antes de establecerse definitivamente, en 1563, sobre su emplazamiento actual, una altiplanicie que se alza sobre la ribera norte del río Turbio. Y precisamente de las aguas de este río, según los historiadores, es que proviene el nombre de la ciudad.

Al parecer, los aborígenes de la región, los indios Caquetíos, llamaban a este lugar “Variquicimeto” en referencia a un río de aguas turbias, del color de la ceniza, que pasaba justamente por allí, y que los españoles bautizarían más tarde como “Río Turbio”; denominación que se mantiene hasta el día de hoy. Es una ciudad de trazo ordenado, en donde las calles y avenidas están dispuestas en cuadrículas y han sido numeradas de manera correlativa. Y, lo más importante, están bien señalizadas; lo cual facilita la orientación y el recorrido por la ciudad.

Santuario de La Paz. Carrera 16 con calle 29
Santuario de La Paz. Carrera 16 con calle 29

Barquisimeto posee un clima algo cálido durante el día y fresco por las noches, con temperaturas que oscilan entre los 19º y 30º centígrados, con una precipitación promedio de 460 mm al año. Su altura sobre el nivel del mar es de unos 560 metros.

La ciudad tiene muchos lugares de interés turístico y cultural que merecen ser visitados: El Teatro Juárez, inaugurado en 1905, es el centro de las manifestaciones culturales de la capital larense; La Catedral de Barquisimeto, construida entre 1967 y 1968, posee un innovador diseño cuyo exterior semeja la forma de una flor puesta boca abajo; El Museo de Barquisimeto, que funciona en una edificación que antiguamente alojaba al Hospital San Lázaro; El Obelisco, torre de 70 metros de altura construida en 1952 para conmemorar el cuatricentenario de la fundación de Barquisimeto y ha sido el símbolo arquitectónico de la ciudad por más de cincuenta años. Aunque otro icono emerge ahora con gran fuerza: la Flor de Venezuela. Conocida también como Flor de Hannover, fue el pabellón que representó a nuestro país en la Exposición de Hannover en el 2000. Su diseño, obra del arquitecto Fruto Vivas, estuvo inspirado en los magníficos tepuyes que caracterizan el paisaje de nuestra Gran Sabana, así como en la Flor de Mayo (Cattleya mossiae), la orquídea que fue declarada Flor Nacional de Venezuela en 1951.

Punto de encuentro para propios y extraños, los espacios de la Flor de Venezuela funcionan como sala de exposiciones, conferencias o para presentar pequeños espectáculos artísticos. Incluso, ya es costumbre recibir el año nuevo en sus instalaciones. El Monumento al Sol Naciente, por su parte, es una imponente escultura cinética realizada en 1989 por el artista venezolano Carlos Cruz Diez, la cual consta de 32 paneles dispuestos transversalmente y de manera concéntrica.

El Santuario de la Divina Pastora, ubicado en el otrora pueblo de Santa Rosa, una población que fue completamente absorbida e integrada (al igual que Cabudare) al área urbana de la ciudad de Barquisimeto. La iglesia es una construcción del Siglo XVIII que guarda la imagen de la Divina Pastora, la Patrona de Barquisimeto y una de las advocaciones marianas más queridas y seguidas de Venezuela junto a la Virgen del Valle, en la Isla de Margarita, y la Virgen de la Chiquinquirá, en Maracaibo. Cada año, el 14 de enero, miles de personas se reúnen para acompañar a la Virgen en una multitudinaria procesión por las calles de Barquisimeto.

Centros comerciales hay muchos, entre los que destacan Las Trinitarias y el Sambil, un enorme mall  construido bajo la forma de uno de los instrumentos musicales de mayor tradición y arraigo en el estado Lara y gran parte de Venezuela: el cuatro.

Barquisimeto dispone de muchos parques y plazas para el esparcimiento público, como el Parque Ayacucho, el Parque del Este, el Parque Las Madres, el Parque del Oeste, la Plaza Bolívar, la Plaza del Obelisco y el Parque Zoológico y Botánico Bararida.

Al sureste de Barquisimeto, por la vía Cabudare-Acarigua, se encuentra el Parque Nacional Terepaima. Este parque fue creado en 1976 con el propósito de preservar muestras importantes de los ecosistemas característicos de la estribaciones de los andes venezolanos, además de proteger las nacientes de algunos ríos de particular importancia para la actividad agrícola y pecuaria de los estados Lara y Portuguesa. El parque, que alberga poblaciones de animales en peligro de extinción como el oso frontino, el paují copete de piedra, la danta y el jaguar, también incluye atractivos turísticos como los parajes de la Fila de Los Naranjos, Las Delicias y la Hacienda Las Parchas, en donde es posible acampar.

Muy cerca de Barquisimeto están las ciudades de San Felipe, Carora y El Tocuyo, cada una con sus propios encantos. Una ruta que le recomendamos realizar es la de los pueblos fríos al sur del estado. Conozca Cubíro, Sanare, San Pedro, Jabón, Barbacoas…, los dos últimos ubicados muy cerca de la espectacular Cascada de Vino.

Si busca artesanías no deje entonces de ir a Quíbor o a Tintorero,

En Barquisimeto, la oferta de hoteles y restaurantes es bastante amplia, desde las opciones más básicas hasta las más refinadas. Son pocas las posadas que se ubican dentro de la ciudad. Le recomendamos ver los Enlaces Directos ubicados un poco más abajo o consultar nuestro Directorio de Hoteles y Posadas para mayor información.

Texto y Fotos: Jesús Osilia

Compartir