Barbacoas :: Pueblos fríos de Lara

Compartir

Barbacoas, en la ruta de los pueblos fríos de Lara, Venezuela


Imagen de la Iglesia
Iglesia de Barbacoas

Barbacoas, ubicado en jurisdicción del Municipio Morán del Estado Lara y muy cerca de la frontera con el estado Trujillo, es otro de los llamados pueblos fríos del Estado Lara que ha logrado mantener hasta el presente buena parte del encanto de una época ya pasada.

El gran atractivo de Barbacoas, aparte de sus viejas calles empedradas y la grata amabilidad de su gente, es la peculiar Iglesia de San Felipe Apóstol, obra de Monseñor Jesús María Alvarado. Es toda una joya de singular arquitectura que rompe con el usual diseño característico de los templos católicos del país. Su construcción finalizó en 1928.

Además, la población de Barbacoas se encuentra muy cerca de la hermosa Cascada de Vino, en el Parque Nacional Dinira. Lamentablemente, los caminos que llevan a esta población no se encuentran en buenas condiciones, y si bien se puede realizar el recorrido con cualquier tipo de vehículos, es preferible que éstos sean de chasis alto.

Calle de Barbacoas
Barbacoas

En lo personal, para ir a Barbacoas y a la Cascada de Vino, nos gusta tomar la ruta de Humocaro Bajo. En ella, la carretera se va internando poco a poco en la montaña, ascendiendo lentamente por un camino irregular pero fácil de transitar.

El camino no está señalizado, y hay algunas bifurcaciones que llevan a pequeños caseríos y comunidades agrícolas; por lo que es posible que tengan que hacer algunos altos para preguntar.

Es una ruta hermosa, de un paisaje espectacular, que se va mostrando poco a poco, con cada vuelta del camino. Incluso, en un paraje del mismo, tendrán que cruzar un pequeño riachuelo que corre libremente sobre la carretera, pero no es profundo. Después de un buen rato llegarán a la única área recreativa del Parque Nacional Dinira: el parque de la Cascada del Vino.

En la entrada del parque verán una garita de vigilancia del Instituto Nacional de Parques. Bajen por allí y pronto verán la cascada a su derecha. El parque tiene áreas para acampar, un cafetín, baños y quioscos con mesas.

Hasta éste punto, si vienen desde Sanare o El Tocuyo, el recorrido debe haberles tomado unas tres horas.

Al salir del parque tomen la vía de la derecha. Ésta ruta les llevará a Barbacoas. Un poco más adelante hagan un alto en el caserío La Ciénaga y disfruten del pan y los dulces típicos que allí, en la panadería La Peonía, preparan en horno de leña: catalinas, acemas, pan de maíz, pan azucarado, pan de guayaba…

Si lo desea, pregunte por la Cueva de la Peonía, otro de las atractivos del Parque Nacional Dinira, y por alguien que los guíe adentro. El sendero que lleva a la cueva está señalizado, y para llegar no se necesita caminar mucho, veinte minutos a lo máximo. Necesitará linternas.

En Barbacoas, las opciones de comida y hospedaje son escasas. Si desea pasar la noche en este lugar luego de visitar la Cascada de Vino, le recomendamos ponerse en contacto con los posaderos y reservar su habitación antes de iniciar el viaje. Consulte en nuestro Directorio de Hoteles, Campamentos y Posadas para mayor información.


¿Cómo llegar a Barbacoas?

Desde El Tocuyo o Sanare, busquen la vía que lleva a los Humocaros. Pasarán por el embalse de Dos Cerritos. En Humocaro Bajo hay una estación de gasolina. Llene su tanque. En el resto del camino no encontrará más gasolineras.

Salgan de Humocaro Bajo con dirección a Humocaro Alto. Poco más adelante, al llegar a una intersección, tomen el camino de la derecha, éste los llevará a la Cascada de Vino y a Barbacoas. Recuerde, el camino no está señalizado y es posible que en algunos puntos tenga que preguntar.

Si lo desean, pueden subir a Barbacoas desde el valle de Sicarigua, por la carretera Lara-Trujillo, subiendo por la vía de San Pedro y La Pastora. El trayecto es más corto, pero la carretera, pasando San Pedro, no se encuentra en buenas condiciones.


Texto y Fotos: Jesús Osilia

 

Barbacoas | Estado Lara, Venezuela
Compartir

Deja un comentario en: “Barbacoas :: Pueblos fríos de Lara

Los comentarios están cerrados.