Turismo Astronómico o Astroturismo

Compartir

Turismo Astronómico o Astroturismo.




El Turismo Astronómico o Astroturismo |

/ por Jesús Osilia | Promotor turístico y bloguero de viajes.


Un paisaje nocturno

Desde el punto de vista de la Geografía, el paisaje surge de la interacción de factores bióticos, abióticos y antrópicos que se perciben a través de un reflejo visual en el espacio. Algunos, desde luego, prefieren una explicación más sencilla y dicen entonces que el paisaje es todo aquello que ingresa en el campo visual a partir de un determinado punto de observación.

De lo anterior se deduce que una montaña, un volcán, un lago, las aves que vuelan sobre ellos, incluso la lluvia que cae sobre la sabana y la nieve que cubre una montaña, o el calor que condiciona el clima del desierto y las poblaciones humanas que modifican el terreno, son partes integrantes del paisaje… Como también lo es una noche estrellada.

Muchas veces viajamos a lugares lejanos por el solo hecho de disfrutar de la belleza y esplendor de sus paisajes naturales. Pero hay otros destinos que son fundamentalmente visitados por la belleza de sus paisajes nocturnos, por el espectáculo silente de sus increíbles cielos estrellados. Así, hay quienes viajan centenares y miles de kilómetros solo para contemplar el paso de un cometa, un eclipse o una lluvia de estrellas, o para poder ver a simple vista el reluciente cúmulo de aspecto nebular que conforman las decenas de miles de millones de estrellas de nuestra Vía Láctea.

Quienes vivimos en grandes urbes casi nunca levantamos la vista al cielo para contemplar las estrellas, y eso se debe a que la polución y la contaminación lumínica nos impiden verlas; a no ser por un puñado de las más brillantes.

No hay que ser astrónomo y ni siquiera aficionado a la astronomía para hacer y disfrutar del turismo astronómico. La belleza sobrecogedora del espacio insondable impresiona a todos por igual. Contemplar y sentirse inmerso en la vastedad del cosmos, saber que viajamos a través de la inmensidad del universo a bordo de un minúsculo planeta es suficiente para dejar marcada una huella indeleble en nuestros corazones.

Esto es lo que emociona y atrae del astroturismo.


El Astroturismo en Chile

Recientemente tuve oportunidad de asistir a una interesante charla organizada en la ciudad de Santiago por la Asociación de Periodistas de Turismo de Chile (APTURCHILE) y la Universidad Tecnológica de Chile INACAP que llevaba por título “Luces y sombras del Astroturismo en Chile”.

Yaser Soleman −profesor del INACAP−, Manuel Paredes −coordinador de comunicaciones del Observatorio Gemini− y Pablo Álvarez −director de la consultora Verde y ejecutor del Programa Astroturismo Chile− hablaron respectivamente sobre cómo formar a los profesionales que requiere el astroturismo; el turismo astronómico desde el punto de vista de la ciencia y la astronomía; y las oportunidades, amenazas y desafíos para el desarrollo de un astroturismo de liderazgo mundial, en un país que por lo demás tiene el privilegio de poseer “el mejor cielo nocturno del mundo”.

Y la frase no es un cliché publicitario…  Bueno, si usted vive o está de paso por Santiago no se moleste en asomarse de noche a la ventana para comprobar si esto es cierto o queriendo maravillarse con un cielo estrellado, porque no verá nada. Y no lo verá porque Santiago es una inmensa urbe, una conurbación que genera altas cantidades de contaminantes atmosféricos y una excesiva emisión de luz nocturna que se proyecta y difumina sobre las partículas suspendidas en el aire.

Pero si vive en las regiones de Antofagasta o en la de Coquimbo sabrá entonces que lo señalado en esa frase es completamente cierto. Y es tan cierto que el mayor proyecto de observación astronómica del mundo (en operación) está en Chile, y que el observatorio óptico más poderoso del mundo (Paranal) también está en Chile. Y no solo eso, el 40% de la infraestructura moderna de astronomía óptica del mundo se encuentra en Chile; una cifra que llegará al 70% en la próxima década.

Diversas organizaciones científicas internacionales han invertido en centros de observación astronómica en el norte de Chile, y eso se debe a que los cielos de la región se mantienen limpios y despejados por más de 300 días al año, y las noches son completamente obscuras (salvo que haya luna llena, por supuesto), ya que al ser una región poco habitada no hay grandes ciudades en ella.






Muchos observatorios científicos instalados en las regiones de Antofagasta y Coquimbo −como el Observatorio Gemini, por citar un ejemplo−, mantienen programas de visitas guiadas bajo estricta reserva. También hay otros que son esencialmente turísticos, como el Observatorio Mamalluca, uno de los primeros observatorios turísticos de Chile (perteneciente a la comunidad de Vicuña), el cual posee un telescopio de 12 pulgadas donado por la Association of Universities for Research in Astronomy (AURA) y recibe visitantes previa reserva. En la Región Metropolitana, por su parte, se encuentra otro de índole turístico: el Observatorio Astronómico Andino, el cual pertenece a una organización privada dedicada al turismo astronómico en Chile.

Pero el astroturismo no se concentra únicamente en la realización de visitas a observatorios astronómicos. Alrededor del astroturismo hay numerosas actividades relacionadas que comprenden cabalgatas nocturnas bajo un cielo estrellado, trekking con acampada, observación solar, astrofotografía, arriendo de equipos…, incluso charlas relacionadas con la visión de los pueblos originarios acerca del universo.

Hay estancias que se aprovechan de las características únicas del lugar y ofrecen habitaciones con ventanales a nivel del techo, o cabañas en forma de cúpulas geodésicas que se abren parcialmente sobre la habitación para contemplar el cielo estrellado desde la comodidad de la cama, acostado, calentito y… bien acompañado. Otras han construido pequeños anfiteatros en donde los huéspedes se reúnen en torno a dos o tres telescopios para contemplar el firmamento, pasando el rato entre vinos, tapas y música relajante.


Importancia del Turismo Astronómico en Chile

♦ Dentro de la actividad turística, el Astroturismo tiene un alto potencial diferenciador. Es decir, le otorga un valor diferencial a la oferta turística, ya que es una alternativa que no está disponible en muchos lugares o destinos. Y en el norte de Chile se dan las condiciones óptimas para su desarrollo.

♦ Permite la divulgación de conocimientos a la población, agregándole un valor añadido a la investigación científica.

♦ Es fuente de empleo para las comunidades locales cercanas.

♦ Es una actividad acorde con el espíritu que llevó a la Organización Mundial del Turismo a declarar el 2017 como Año Internacional del Turismo Sostenible.

♦ El astroturismo es una actividad que atrae turistas de todas partes del mundo, quienes además aprovechan las horas diurnas para conocer las playas del norte chileno y demás atractivos turísticos del interior de la región.

♦ Así como el turismo de aventura y el enoturismo, el turismo astronómico es otro de los baluartes que posee Chile para generar una Marca País.


Unas líneas finales para agradecer a APTURCHILE por la invitación a ésta interesante y amena charla, y felicitarlos conjuntamente con la gente del INACAP por la organización del evento y calidad de los expositores invitados.


Turismo Astronómico o Astroturismo

Por Jesús Osilia | Promotor Turístico y Bloguero de Viajes.

Imagen destacada (arriba): Gemini Observatory/Association of Universities for Research in Astronomy


Otros artículos de interés:

Influencia del Bloguero de Viajes en los mercados turísticos
Atención al cliente en hotelería y turismo
Haciendo turismo en Chile

 

Tours GetYourGuide




Booking.com

Turismo Astronómico o Astroturismo
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *