Santiago, ciudad hermosa, ciudad caminable.

Compartir

Santiago de Chile, una ciudad caminable.




Santiago de Chile, ciudad hermosa, ciudad caminable.

/ por Jesus Osilia | Travel blogger.


Días atrás, una amiga que vive en Miami y aún no conoce Chile me preguntó si Santiago era una ciudad agradable para caminar. Mi respuesta fue un rotundo sí.

Y no lo dije solo por decirlo y tampoco para convencerla de venir –ya que conozco su pasión por caminar y realizar actividades al aire libre, y además porque no la veo desde hace mucho tiempo–, sino porque eso es lo que he podido apreciar y disfrutar desde que me radiqué en ésta ciudad…

Bueno, está bien, lo admito, pero que quede entre nosotros y no se lo digan a ella. Quería convencerla para que viniera y tal vez quedarse a vivir acá, porque en resumidas cuentas la extraño, y mucho. Aunque eso no significa que le esté mintiendo.

De todas las ciudades latinoamericanas que he podido conocer, Santiago de Chile me parece una de las más agradables y amigables para caminar. Y no hay mejor manera de conocer (y querer) a una ciudad que caminar en ella, recorrer sus calles, parques y plazas, y también los mercados municipales, si es que queremos estar al tanto de lo más representativo de su cultura culinaria.

A las ciudades siempre se las ha comparado metafóricamente con el cuerpo humano. Se las describe como un ente vivo que crece y cambia en función de hechos sociales, políticos y culturales. Y hablamos con frecuencia del corazón de la ciudad, de sus arterias viales, de la circulación y el pulso de una ciudad, de sus parques como pulmones naturales…

Cada una tiene sus propios misterios y encantos, y todas a su modo resultan interesantes, fascinantes, seductoras… Pero hay que darse el tiempo necesario para conocerlas. Algunas te atrapan al instante y te enamoras irremediablemente, otras más bien te mantienen al margen.

Pero me estoy yendo por otros rumbos y es preciso que vuelva al tema.


Booking.com


Una ciudad caminable

Una ciudad es caminable cuando se fomenta el uso de sus calles como espacios públicos, cuando hay buenos lugares para ir a caminar, cuando hay barrios o comunidades con fuertes identidades y una imagen sólida que se proyecta a partir de los usos o actividades tradicionalmente realizados en ellos, y además –punto importante–, que tales barrios o comunidades estén interconectados a través de calles y avenidas pensadas en función del peatón y no del auto, con aceras, veredas o banquetas amplias y arboladas, con opciones para desplazarse cómodamente y para sentarse un rato a descansar (o simplemente para contemplar y ver pasar), con cruces peatonales y paradas de transporte público cada tantos metros, con buena iluminación, vigilancia…

Ciudad Caminable
Barrio Concha y Toro

A partir de tales usos e identidades, vemos que toda ciudad tiene barrios históricos, bohemios, gastronómicos, comerciales, financieros… También los hay de artesanos y anticuarios, y desde luego, residenciales, industriales y mixtos.

En Santiago hay barrios y comunidades con manifiestas y muy marcadas identidades culturales que se localizan principalmente hacia la parte central de la ciudad, como Lastarria y Bellavista, barrios bohemios y cosmopolitas, vibrantes y caminables, que han sido y son lugares de congregación para artistas, escritores y grandes poetas.

Barrio París-Londres

Santiago tiene barrios históricos y patrimoniales, como los adyacentes a la Plaza de Armas en el centro de la ciudad,  en donde destacan los barrios Concha y Toro, Paris–Londres y La Bolsa; este último antiguo centro financiero de la capital, hoy desplazado por el llamado Distrito Financiero de Santiago, situado entre las comunas de Vitacura, Providencia y Las Condes.

También están los barrios Italia y Lastarria, que sobresalen por su variada oferta gastronómica y cultural, y en el caso del barrio Italia, además, por sus calles llenas de artesanos y anticuarios. O Providencia, un barrio residencial y comercial con una gran cantidad de áreas verdes distribuidas en numerosos parques y plazas, y enlace entre los sectores antiguos y modernos de la capital.

Hay muchos otros de los cuales y por razones de espacio no podré hablarles, como los barrios Yungay, Estación Central, Recoleta, República, Patronato…


Parques y Corredores Verdes

En la rotonda de Plaza Baquedano convergen tres grandes corredores verdes por donde cada día transitan miles de santiaguinos y turistas. Uno de ellos es el Parque Forestal, que bordea el río Mapocho desde el puente Pío Nono hasta llegar al Centro Cultural Mapocho en un recorrido de unos 2 kilómetros aproximadamente, pasando por la Fuente Alemana, los jardines del Museo Nacional de Bellas Artes y el Mercado Central de Santiago, y con acceso a tres líneas distintas del Metro de Santiago.

Desde la Plaza Baquedano, y cruzando el río Mapocho por el puente Pío Nono, se llega en pocos pasos al barrio Bellavista y a la estación del funicular del Cerro San Cristóbal, que forma parte del Parque Metropolitano de Santiago, el parque urbano más grande de la ciudad.

El segundo corredor verde es el Parque Balmaceda, que avanza bordeando el Mapocho en dirección contraria al Parque Forestal hasta llegar a la Plaza del Aviador, en un recorrido de 1.2 kilómetros que abarca otras tres estaciones del Metro de Santiago. Dentro de este parque destacan la Fuente Bicentenario, hermosamente iluminada de noche, y el Café Literario.

El tercero es el Parque Bustamante, que avanza perpendicularmente a los dos anteriores en un recorrido de un kilómetro y dos estaciones del Metro.

Hay otros grandes parques dentro de la ciudad, pero su función no es la de servir como enlaces o corredores naturales entre distintos puntos de ella. Más bien son lugares de recreación y esparcimiento, ideales para ejercitarse y montar bicicleta los fines de semana, como el Parque Bicentenario (desde donde se aprecia una de las mejores vistas del Santiago moderno), Parque O´Higgins, Quinta Normal (con laguna, botes a pedal y un museo ferroviario al aire libre), el Cerro San Cristóbal (al cual se puede subir ya sea caminando, en auto, bicicleta, teleférico o en funicular) y el Parque Padre Hurtado, por solo nombrar a los más grandes y frecuentemente visitados por turistas; quienes además tienen en el Cerro Santa Lucía uno de los destinos turísticos más importantes de la ciudad.

Y no puedo dejar de mencionar los senderos que se internan en el Cerro Ramón, el más alto frente a la ciudad de Santiago, un sector precordillerano de Los Andes que se cubre de nieve en el invierno.

Imperdibles en Santiago de Chile
Parque Bicentenario

Una ciudad cambiante con espacios intervenidos por el arte

Santiago muestra diversos rostros y colores conforme al paso de las horas del día y el cambio de las estaciones, y caminar por la ciudad se convierte entonces en una experiencia distinta para cada momento y época del año –de esto les hablo con más detalles en otro post que les invito a leer: Rostros y colores de Santiago–. En verano oscurece tarde, el Sol se oculta hacia las nueve de la noche (o de la tarde, no lo sé), lo cual es perfecto para salir a caminar y tomarse una copa después del trabajo. Y en otoño no hay nada mejor que caminar sobre el crujiente manto de hojas caídas de los árboles, o echarse a rodar sobre ellas… Es cuestión de gustos.

No con poca frecuencia he podido observar, mientras camino por las calles de Santiago, que se realizan intervenciones artísticas que rompen la rutina y modifican los espacios cotidianos para asombro y admiración de quienes vivimos o están de visita en la ciudad, como el de las grandes mariposas que se posaron no hace mucho sobre la Torre Entel o la ropa tendida sobre el Paseo Bulnes.

Ciudad caminable
Mariposas posadas en la torre Entel

En el centro histórico de Santiago he llegado a conocer muchos rincones escondidos en donde los pasos se ralentizan sobre viejos e irregulares adoquines y la vista se posa sucesivamente en un sinnúmero de curiosas molduras y otros detalles arquitectónicos que adornan vetustas casonas y palacetes, o señoriales edificios construidos durante los primeros años del siglo XX.

Si prestan atención podrán ver altos ventanales y pesados portones de madera con pomos de hierro forjado, columnatas, capiteles, cúpulas y cupulines, gárgolas, cariátides, atlantes, telamones y mucha, mucha floritura.

Una ciudad caminable | Tendedero en el Paseo Bulnes.

Otras veces, me he encontrado también con alguna de las denominadas “Plazas de Bolsillo”, una iniciativa que busca habilitar sitios temporalmente abandonados o a la espera de una futura construcción para convertirlos en espacios públicos transitorios capaces de  promover la interacción comunitaria y mejorar la calidad de vida. Tales espacios se pintan, se iluminan y se acondicionan con mesas, sillas, plantas en macetas y carros de comida o food trucks.

Hay otra cosa que me gusta al caminar por las calles de Santiago, y es que los automovilistas respetan el derecho de cruce de los peatones; quienes tienen siempre la preferencia al momento de cruzar una calle carente de semáforo.

Santiago de Chile es una ciudad hermosa, y a mi parecer es también una ciudad caminable. Desde luego, no todos los sectores de la ciudad pueden considerarse “caminables”. Santiago es una gran conurbación con más de siete millones de habitantes, y hay sectores populares que crecieron de manera rápida y con escasa planificación. Sin embargo, desde hace unos años se viene trabajando por hacer de la capital chilena una ciudad más humana y sustentable, fomentando el uso de las calles como espacios públicos.

Me gusta caminar por las calles de Santiago, y asimismo me gusta mostrarles la ciudad a quienes vienen de visita. Te espero.


Santiago de Chile, una ciudad caminable.

Jesús Osilia | Promotor turístico y bloguero de viajes.


•  Me interesa mucho conocer tu opinión, comenta y dime qué te ha parecido este artículo y si lo puedo mejorar. Si lo deseas, puedes también compartirlo en tus redes sociales. ¡Gracias!


Contenido relacionado:

IMPERDIBLES EN SANTIAGO DE CHILE
RAZONES DE PESO PARA VISITAR CHILE
SANTIAGO DE CHILE, MODERNA Y VIBRANTE CIUDAD CAPITAL
EL WANDERLUST Y ESOS DESEOS IRREPRIMIBLES DE VIAJAR
INFLUENCIA DEL BLOGUERO DE VIAJES EN LOS MERCADOS TURÍSTICOS


| Santiago de Chile, una Ciudad Caminable | La Ciudad Caminable |
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *