Plaza de Armas de Santiago

Compartir

Plaza de Armas de Santiago | Santiago, Chile


La Catedral de Santiago en un día lluvioso de primavera
La Catedral de Santiago en un día frío y lluvioso de primavera

No hay día en que la céntrica e histórica Plaza de Armas de Santiago de Chile se vea sola o vacía…

Al tráfago diario de vecinos, vendedores, comerciantes y trabajadores locales, se suma el de los estudiantes que van o vienen de sus centros de estudios, el de los colegiales que acuden con sus maestros a conocer alguno de los muchos museos –ya al frente de la plaza o en las calles aledañas–, o el de los muchos turistas que acuden y caminan de un lado a otro en compactos grupos guiados, o por el contrario, llegan en parejas y por su propia cuenta.

La Plaza de Armas de Santiago es punto de encuentro y lugar de descanso para quienes laboran en  calles y paseos cercanos. Es un lugar de trabajo para artesanos, pintores y retratistas, músicos, mimos y demás cultores del arte callejero.

Es un sitio de congregación para predicadores. Lugar de contienda para jugadores de ajedrez. En fin, es un espacio en donde se le puede tomar el pulso a la ciudad.

Cuando Pedro de Valdivia funda la ciudad de Santiago, el 12 de febrero de 1541, lo primero que hizo –al igual que lo hicieron todos los demás colonizadores hispanos en el nuevo continente–, fue dibujar un trazado reticular de acuerdo a una serie de convenciones previamente establecidas por la corona española; es decir, se hacía una cuadrícula o plano damero en donde se detallaba minuciosamente el trazado de cada una de las calles de la naciente ciudad, así como sus manzanas y respectivos solares, todos del mismo tamaño.

Propios y extraños en
Propios y extraños sumidos en su tráfago diario por la Plaza de Armas

Una vez conformes con el plano realizado, un alarife procedía entonces –provisto de un largo cordel– a llevar el trazo dibujado al terreno. Lo primero en delimitarse era el cuadrilátero que ocuparía la plaza mayor o plaza de armas, alrededor de la cual estarían ubicadas las principales edificaciones de la ciudad; tales como el ayuntamiento, la casa del gobernador y la iglesia mayor.

Tal forma de proceder garantizaba un reparto equitativo de la tierra a cada uno de los integrantes de la avanzada colonizadora.

Por consiguiente, la Plaza de Armas de Santiago fue entonces el punto central alrededor del cual comienza la construcción de la antigua ciudad colonial de Santiago del Nuevo Extremo, una urbe que con el tiempo fue ensanchándose cada vez más, creciendo aceleradamente hasta convertirse en la extensa, populosa y moderna conurbación que hoy conocemos; una de las ciudades más importantes del continente.

El nombre de Plaza de Armas responde a una de las funciones principales para la cual estaban destinados tales espacios, la de ser el lugar en donde se reunían y armaban a las fuerzas locales para organizar la defensa de la ciudad o ejecutar acciones durante el proceso de dominación territorial, o bien para presenciar ejecuciones. Pero por lo general solo se usaban como centros de acopio y mercado.

Al frente de la Plaza de Armas, en su costado poniente, se levanta la magnífica Catedral Metropolitana de Santiago. Su construcción se inició en 1748 (sobre el mismo lugar en donde se construyeron los templos que le antecedieron y fueron severamente dañados o destruidos por terremotos o incendios) y fue consagrada en 1775.

A un lado de la catedral está la Capilla del Sagrario, que data de 1863, y el edificio del arzobispado (1870), al que hoy se le ha dado un uso comercial.

Correo Central
Correo Central

En el costado norte de la plaza, esquina de las calles Catedral y Puente, se encuentra el edificio del Correo Central, el cual fue construido en 1882 sobre los cimientos de lo que fuera el antiguo Palacio de los Gobernadores (y residencia presidencial hasta 1846), completamente dañado por un incendio en 1881. El edificio del correo Central fue declarado Monumento Histórico Nacional en el año 1976, y en su planta baja alberga el Museo Postal y Telegráfico.

Antiguo
Antiguo Palacio de la Real Audiencia, hoy Museo Histórico Nacional

A un lado del edificio de correos, dando el frente a la plaza, se encuentra el antiguo Palacio de la Real Audiencia, hoy Museo Histórico Nacional, y al lado de éste, en la esquina de las calles Monjitas y 21 de Mayo, el edificio de la Ilustre Municipalidad de Santiago.

Hacia el extremo sur del costado este de la Plaza de Armas se encuentra el portal Bulnes, un edificio construido en 1932 que ha sido destinado al comercio.

En el costado sur de la Plaza de Armas está el portal Fernández Concha, una de las primeras galerías comerciales de Santiago, que contaba con lujosas tiendas y restaurantes en el primer piso, a nivel de la Plaza de Armas, y con lujosos departamentos y un exclusivo hotel en los superiores.

Hoy no queda casi nada del glamour de aquella época dorada, tan solo la innegable belleza, sobriedad y elegancia de un imponente edificio de estilo neoclásico que ha sido declarado Monumento Nacional, si bien es cierto que aún sigue albergando un sinnúmero de locales comerciales, tiendas de géneros diversos, pequeños restaurantes y locales de comida rápida, hostales, oficinas y departamentos.

En la esquina noreste de la Plaza de Armas hay una estatua ecuestre de Pedro de Valdivia, y al centro una hermosa fuente conmemorativa a la gloria del Libertador Simón Bolívar. En la esquina suroeste se encuentra una obra de Enrique Villalobos, un monumento en honor al valor de los pueblos originarios de la región.

Por debajo de la Plaza de Armas se ubica una de las estaciones de la línea 5 del Metro de Santiago: la estación Plaza de Armas, construida en 2000. Posee dos entradas en plena plaza, una de ella diagonal al monumento al indígena, la otra cerca de la estatua ecuestre de Pedro de Valdivia, también hay una al lado del edificio del Correo Central y otras más en los alrededores.

A pocas cuadras de la Plaza de Armas se encuentra la Plaza Constitución y el Palacio de la Moneda, residencia oficial del Presidente de la República (ofrecen visitas guiadas con reservación previa). Algunas pocas cuadras más, en dirección al oriente, están el Cerro Santa Lucía –un agradable rincón cargado de historias, con una excelente vista de la ciudad– y el Parque Forestal, en donde están las sedes del Museo de Bellas Artes y del Museo de Arte Contemporáneo. Y por detrás de la catedral, entre la calles Bandera y Morande, se encuentra el antiguo edificio del Congreso Nacional (hoy en día el parlamento tiene su sede en Valparaíso).

La Plaza de Armas de Santiago es uno más en la lista de imperdibles cuando venga a conocer Santiago de Chile.


Texto y fotos: Jesús Osilia


Artículos relacionados:

Catedral Metropolitana de Santiago Santiago de Chile
Santuario de la inmaculada Concepción Barrio Bella Vista
Cerro San Cristóbal Cerro Santa Lucía
Teleférico de Santiago Funicular del Cerro San Cristóbal
Parque Padre Hurtado Parque Quinta Normal
 


Googlemaps con la ubicación de la Plaza de Armas de Santiago de Chile

Plaza de Armas de Santiago