Iglesia de San Agustín

Compartir

Iglesia de San Agustín | Templo de Nuestra Señora de Gracia, Santiago, Chile


Nave central de la iglesia
Nave central de la iglesia

El Templo de Nuestra Señora de Gracia, mejor conocido como Iglesia de San Agustín o Iglesia de los Agustinos, se levanta en el centro histórico de la ciudad de Santiago, en la esquina que forman las calles Estado y Agustinas, entre el Cerro Santa Lucía y la Plaza de la Constitución.

Muchas construcciones históricas y emblemáticas de la ciudad de Santiago se levantan a su alrededor, a pocas cuadras de ella, como el Palacio de la Moneda, la Plaza de Armas y la Catedral Metropolitana de Santiago.

También están las iglesias de San Francisco y la de Santo Domingo, así como la Basílica de La Merced y el Teatro Municipal de Santiago.

La Iglesia de los Agustinos comenzó a construirse alrededor del año 1608, pero el terremoto de 1647 lo destruyó por completo.

El templo actual comenzó a ser construido en 1665 y fue inaugurado en 1707. Pero el terremoto de 1730 vuelve a dañarlo seriamente, siendo restaurada en 1738.

La fachada del templo actual, con sus dos torres y el pórtico formado por seis altas columnas de estilo dórico que sostienen el entablamento y la balaustrada, es obra de Fermín Vivaceta, quien comenzó a trabajar en ella en 1850.

Tres naves paralelas conforman el interior del templo, separadas entre sí por dos columnatas de base cuadrada que sostienen arcos de medio punto.

templo-de-nuestra-senora-de-la-gracia
Interior del Templo de Nuestra Señora de Gracia o Iglesia de San Agustín
El Cristo de Mayo
El Cristo de Mayo

La Iglesia de San Agustín guarda una preciada reliquia colonial que increíblemente no sufrió daño alguno en el terremoto del 13 de mayo de 1647, si bien casi toda la ciudad quedó en ruinas y gran parte del templo se vino abajo…

Se trata de una figura tallada en madera, el Cristo de Mayo o Señor de la Agonía.

La imagen fue tallada en 1612 por el fraile agustino Pedro de Figueroa, y la historia cuenta que ya pasado el terremoto, los frailes agustinos se asombraron al ver que la escultura del Cristo había quedado intacta en su lugar, pues el muro en donde se apoyaba no se había caído como sí lo hizo el resto de la nave a su alrededor.

Lo más sorprendente, sin embargo –y cuenta entonces la leyenda–, fue que la corona de espinas de la imagen inexplicablemente se había deslizado desde lo alto de la frente hasta el cuello, en donde aún hoy podemos verla.

El templo de Nuestra Señora de Gracia es el segundo edificio más antiguo de la ciudad después de la iglesia de San Francisco. Fue declarado Monumento Histórico el 12 de enero de 1981.

Si bien es una casa de oración, la belleza del templo y la rica historia que atesora entre sus gruesas paredes, hacen de la Iglesia de San Agustín un monumento imperdible en cualquier recorrido turístico que se haga por el centro de Santiago.


Texto y Fotos: Jesús Osilia


Iglesia de San Agustín o Templo de Nuestra Señora de Gracia, Santiago de Chile.
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *