Viña Concha y Toro

Compartir

Viña Concha y Toro | Un breve recorrido turístico por sus viñedos y bodegas para conocer el mítico Casillero del Diablo. Santiago de Chile.


Entrada a la Viña Concha y Toro

Uno de los recuerdos que guardo de mi infancia, principalmente de cuando nos reuníamos en familia para la tradicional cena de Nochebuena, era la habitual presencia en nuestra mesa de una botella de vino cuyo nombre peculiar era imposible que pasara desapercibido para la curiosidad de un niño de nueve o diez años: Casillero del Diablo.

A mis padres les gustaba y siempre lo adquirían para las cenas de ocasión. Fue también el primer vino que probé.

Con el tiempo mi pasión por el vino fue creciendo, como también mi interés en conocer los procesos asociados a su producción. Así, los viñedos comenzaron a ser lugares de interés que buscaba conocer cuando salía de viaje.

Sin embargo, por una u otra razón –entre ellas que siempre había vivido a miles de kilómetros de Santiago–, no había tenido ocasión de visitar la Viña Concha y Toro.

Por ello, confieso que me sentí particularmente emocionado cuando se me presentó la ocasión (finalmente) de poder conocer y recorrer las instalaciones, bodegas y viñedos de esta gran casa vinatera fundada por don Melchor de Concha y Toro en 1883 en los Llanos de Pirque, sobre la ribera sur del río Maipo, en las afueras de Santiago de Chile.

El recorrido turístico comienza con una corta caminata a través de los hermosos jardines que rodean a la casona construida por don Melchor en 1875, como residencia familiar de verano. Luego, se visita una plazoleta-jardín en donde están plantadas las 26 cepas de uvas viníferas usadas actualmente por Viña Concha y Toro para la producción de vinos blancos y tintos.

Jardines de la Viña Concha y Toro

En este lugar les recomendamos hacer un alto para contemplar la maravillosa vista del valle del río Maipo y los viñedos adyacentes.

Inmediatamente después, el guía los conducirá hasta un salón abierto en donde harán una primera degustación de un vino blanco, y luego los llevarán a conocer algunas bodegas de guarda; entre ellas el ya legendario Casillero del Diablo, en donde conocerán la historia que daría paso a una leyenda que aún hoy se mantiene vigente.

Dicha leyenda fue hábilmente aprovechada por la compañía para mejorar su percepción de marca, visibilidad e imagen, a tal punto que hoy día muy pocas marcas de vinos son tan conocidas en el mundo como Casillero del Diablo.

No les contaremos la leyenda para que ustedes puedan conocerla y sentirla dentro de la misma bodega en donde se originó hace más de cien años.

Al salir de las bodegas los invitarán a una cata de vinos tintos, y con una breve explicación de los vinos degustados y una copa de regalo grabada con el logo de la casa, se dará fin al recorrido no sin antes advertirles que solo la usen para vinos provenientes del Casillero del Diablo y de la casa Concha y Toro, porque se ha sabido que el diablo las rompe de no hacerlo usted así.

Viña Concha y Toro
Bodega de guarda en el Casillero del Diablo

Concha y Toro es la empresa vitivinícola más grande de América Latina, quinta compañía del mundo en volumen comercializado y segunda en superficie de viñas plantadas −con viñedos en Chile, Argentina y Estados Unidos−. Tiene presencia en 147 países y es la principal compañía exportadora de vinos chilenos.

Además de Casillero del Diablo, Amelia, Terrunyo y Marqués de Casa Concha −sus etiquetas más conocidas−, hay dos vinos de muy alta gama que destacan en su producción y seducen el paladar de los conocedores: Don Melchor y Carmín de Peumo.

Dentro de la viña, un exclusivo Restaurant & Wine Bar le ofrecerá lo mejor de la gastronomía tradicional chilena y los más afamados vinos de la casa Concha y Toro. Y en la Wine Shop podrá adquirir todos sus productos a buen precio.

El tour por las instalaciones de la centenaria Viña Concha y Toro es una actividad interesante y bastante placentera que recomendamos a nuestros lectores.


por Jesús Osilia | Bloguero de Viajes y Creador de Contenidos.

En relación a este post: Se me hace necesario aclarar que no he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo. No tengo conexión material o personal con las marcas, productos o servicios aquí mencionados y mi opinión es independiente, basada solo en mi percepción real acerca del producto.





Residencia de verano de la familia Concha y Toro a finales del siglo XIX.

¿Cómo llegar?

La Viña Concha y Toro está ubicada muy cerca del edificio de la Municipalidad de Pirque, en la avenida Virginia Subercaseaux 210.

Tome la avenida Vicuña Mackenna en dirección al sur. En algún punto la avenida cambia de nombre y comienza a llamarse avenida Concha y Toro. Siga por ella hasta cruzar el río Maipo por el puente San Ramón.

La avenida Concha y Toro termina al llegar perpendicularmente a la avenida Virginia Subercaseaux. Doble a la derecha en el semáforo. La próxima entrada a la derecha es la Viña Concha y Toro.


Consulte por tipos de tours y tarifas directamente en la página web de Concha y Toro: www.conchaytoro.com | Niños no pagan entrada | No se permiten mascotas |


 


Contenido Relacionado:

Santiago de Chile
Rutas del Vino Chileno
Rutas del Vino Chileno: Valle del Maipo
Viña Aquitania



Booking.com


Viña Concha y Toro
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *