El Cajón del Maipo, al natural

Compartir

Un paseo por el Cajón del Maipo | Región Metropolitana, Chile


El río Maipo
El río Maipo

Entrar en el Cajón del Maipo y recorrerlo a todo lo largo es un auténtico e indiscutible regocijo para los sentidos.

Es un trayecto que debemos andar lentamente, sin apuros, disfrutando el verdor y la fragancia de sus bosques y viñedos (ver Rutas del Vino: El Valle del Maipo), admirados y empequeñecidos ante la imponente presencia y siempre cambiante belleza de las altas montañas que lo flanquean; cuyo aspecto cambia a la vista según las horas del día y el paso de las estaciones, mostrándonos así tonos pardos, ocres y grises, con algunos matices verdosos y azules pizarra… O simplemente, un deslumbrante y profuso manto blanquecino.

Es una ruta en donde necesariamente debemos hacer frecuentes altos para conocer a detalle, participar y disfrutar de cada uno de los atractivos y actividades que nos ofrece, para conocer un poco de su historia o para degustar los sabores típicos de la gastronomía chilena. Tan solo hay que estar pendientes de cada cartel, señal o letrero que anuncian espacios para hacer picnic o acampar, para jugar paint-ball o montar a caballo, o la oportunidad de hacer rafting, kayak, canyoning o barranquismo, canopy (tirolesa), trekking…

Otras señales a lo largo de la vía nos indican que estamos en una zona de riesgo volcánico, y es entonces cuando tomamos conciencia de que hay cuatro grandes volcanes a nuestro alrededor: Marmolejo (6.108 m s.n.m), Tupungatito (5.660 m.s.n.m.), Maipo (5.264 m.s.n.m.) y San José (5.856 m.s.n.m.). Los tres últimos están activos, mientras que el Marmolejo se considera extinto.

El Tupungatito tuvo una colada de lava a finales de 1959, y en 1986 emitió una débil columna de cenizas. El San José ha tenido diversas erupciones menores en tiempos recientes (la última en 1960) y tiene actividad fumarólica de manera casi permanente, pero no hay registros de erupciones importantes. El Maipo es un estratovolcán con un historial de erupciones supercolosales y catastróficas en el pasado remoto (alrededor de 450.000 años atrás), con actividades menores en los siglos pasados; las dos últimas en 1905 y 1912.

Cajón del Maipo
La nevada mole del volcán San José asomándose al final del valle

El Cajón del Maipo se abre desde el extremo sureste de la cuenca de Santiago con dirección hacia el oriente, al interior mismo de la Cordillera de los Andes.

Un complejo abanico de pequeños ríos cordilleranos llevan sus aguas hacia él, aumentando así el caudal del río Maipo, el más importante de la región. Por su parte, el río Maipo nace en la laguna Nacimiento, a los pies del volcán Maipo, y recorre unos 250 kilómetros antes de desembocar en el océano Pacífico.

En su curso alto, el río Maipo recibe las aguas de los ríos Volcán (que nace en los faldeos del volcán San José), Colorado (que nace en el afluente de los ríos Olivares y Tupungato; el cual drena las aguas del deshielo en el volcán Tupungato) y el río Yeso, entre muchos otros de menor importancia. En su curso medio, el río Maipo recibe también las aguas del río Mapocho, el cual cruza la ciudad de Santiago.

El camino hacia el Cajón del Maipo comienza en donde se juntan las avenidas Eyzaguirre y Camilo Henríquez, en la comuna de Puente Alto, en Santiago. Técnicamente es denominada Ruta G-25. La carretera es sinuosa y algo estrecha, pero está pavimentada y en buenas condiciones.

A lo largo de ella encontrará algunos villorrios como Las Vertientes y El Manzano, hasta llegar a San José del Maipo (villa fundada en 1792), principal poblado y capital de la comuna homónima. Recomendamos hacer un alto en este lugar para apreciar su pequeña iglesia, de una sola nave, cuya construcción data de 1800 y fue declarada Monumento Nacional en 1992. En la Plaza de Armas de San José del Maipo se reúnen artesanos para exhibir y vender sus productos.

Saliendo de San José del Maipo, a la izquierda, verán el camino que asciende al centro de esquí Lagunillas.

Iglesia de San José del Maipo
Iglesia de San José del Maipo

Hay una ruta alterna que nos gusta tomar para evitar los frecuentes atascos o congestiones vehiculares que ocurren en este tramo (en Chile le dicen “taco”). Poco después de tomar la ruta G-25 hay un puente a la derecha que cruza el río Maipo. La vía de la derecha lleva a Pirque, y la de la izquierda es la vía de El Toyo. Gire a la izquierda.

Unos kilómetros más adelante encontrará otro puente, a su izquierda, que enlaza nuevamente a la ruta G-25. En este punto –luego de cruzar el puente–, si vira a la izquierda llegará a San José del Maipo, si gira a la derecha seguirá subiendo por el camino al volcán.

Hay otros pequeños poblados a lo largo de la vía (la cual siempre discurre paralela al curso del río Maipo, y un poco más arriba al río Volcán), todos ellos con sus respectivas opciones gastronómicas, de hospedaje y recreativas.

En determinado punto verá el Túnel Tinoco, vestigio del antiguo ferrocarril que servía para trasladar rocas y minerales extraídos de las muchas minas y canteras que aún están activas en el lugar. Cruzarlo caminando y en completa oscuridad es uno de los atractivos que también encontrará en el Cajón del Maipo.

Conforme nos adentramos y seguimos ascendiendo por el camino al volcán, sentiremos que las montañas nos van encajonando aún más. Infinidad de rocas y grandes peñascos yacen a ambos lados de la carretera, lo cual evidencia el peligro de transitarla cuando llueve o comienza el deshielo.

Hacia el kilómetro 58 encontraremos una bifurcación, la vía de la izquierda lleva al embalse el Yeso, principal fuente de abastecimiento de agua potable para la ciudad de Santiago, y a las Termas del Plomo. El lugar es de una belleza impresionante, y de ello hablaremos luego en otra entrada.

El Túnel Tinoco
Entrada al Túnel Tinoco

Más arriba llegaremos al Centro Termal Baños Morales y al Monumento Natural El Morado, en donde un sendero para excursionistas permite llegar caminando al glaciar San Francisco, a ocho kilómetros de distancia.

Finalmente, y como maravilloso telón de fondo, surge la inmensa y parcialmente nevada mole del volcán San José. La carretera continúa unos pocos kilómetros más hasta llegar a las Termas de Valle Colina, pero ahora el camino es de ripio.

La oferta de hoteles, hostales, bed & breakfast y cabañas a lo largo de esta ruta es tan amplia como variada; los hay para todos los gustos y bolsillos, desde opciones básicas de habitaciones con baños compartidos hasta refinados hoteles boutique. Consulte nuestro Directorio de Hoteles y Hostales para mayor información.

Hay buses o “micros” que lo llevan hasta San José de Maipo. En la estación de Metro Bella Vista (Línea 5) hay una línea de buses interurbanos, tome el Metrobus Nº 72 con dirección a la Plaza de Armas de San José de Maipo.

En verano hay transporte público hasta el centro termal Baños Morales. La salida es a las 7:30 de la mañana desde la estación Metro Bella Vista (Línea 5) y el regreso a las 18:00 hrs. desde Baños Morales. Recomendamos ir previamente al lugar para preguntar antes de iniciar el viaje.


Texto y fotos: Jesús Osilia


Artículos relacionados:

Turismo volcánico | Chile, Tierra de Volcanes | Rutas del Vino: Valle del Maipo |


 

El Cajón del Maipo
Compartir