Cerro San Cristóbal | Santiago

Compartir

Cerro San Cristóbal | Parque Metropolitano de Santiago, Chile.



Cerro San Cristóbal

Mucha gente sube para ejercitarse
Mucha gente sube todos los días al cerro San Cristóbal para ejercitarse

El Cerro San Cristóbal es uno de los mejores lugares para ejercitarse dentro de la ciudad de Santiago. Así lo hemos lo hemos comprobado al hacerlo de manera regular desde que nos residenciamos en Chile, viendo con interés los muchos cambios que se producen en el cerro, en la ciudad y en su gente con el paso de las horas, los días y principalmente con el cambio estacional, desde los fríos y grises días invernales a los brillantes y soleados del verano, viendo la caída de las hojas en el otoño o el naciente verdor y florecimiento general que trae consigo la primavera.

Son muchos los que suben al cerro todos los días, más aún los fines de semana, caminando, trotando o en bicicleta, siguiendo distintas rutas de entre cuatro a seis kilómetros hasta llegar a la cima.

Mote con huesillo
Mote con huesillo

Y luego de esa ardua subida, nada mejor que saborear un buen Mote con huesillos mientras nos sentamos un rato a disfrutar de la maravillosa vista de la ciudad. El mote con huesillo es una tradicional bebida refrescante chilena (para otros más bien es un postre). Es una mezcla de jugo acaramelado con durazno huesillo deshidratado y una cucharada grande de mote de trigo, es decir, granos de trigo hervidos y pelados.

El durazno huesillo es aquel que tiene semilla o carozo, éstos se dejan una noche entera en agua para rehidratarlos y luego se ponen a hervir por 45 minutos. El color ámbar característico se logra agregando chancaca o raspadura al agua (en otros países se le conoce como panela o papelón, es decir, el jugo de la caña de azúcar cocido y solidificado).

El mote con huesillo se sirve frío en un vaso, con una cucharilla para sacar el mote y partir en trozos el durazno. Hasta el momento, los mejores motes con huesillo los he probado precisamente en la cima del cerro San Cristóbal.

Y para quienes suben en bicicletas, allí, en lo alto del cerro, hay un lugar especialmente habilitado para dejarlas en resguardo mientras subimos al Santuario de la Inmaculada Concepción o nos sentamos un rato para descansar, relajarnos, o tal vez desayunar en la plaza adyacente a la estación del funicular. El servicio de custodia de bicicletas es gratuito.

Estacionamiento de bicicletas en la cima del cerro
Estacionamiento de bicicletas en la cima del cerro

Otros más suben en auto, dirigiéndose con la familia hacia las zonas de picnic, al santuario u otros lugares de interés en el cerro, mientras que los turistas prefieren hacerlo en funicular. Otra vía de acceso es a través de un teleférico, pero el sistema está siendo remodelado.

El Cerro San Cristóbal, conjuntamente con los cerros adyacentes Tupahue, Chacarillas, La Pirámide y Los Gemelos, conforman el denominado Parque Metropolitano de Santiago, una institución creada en 1966. Es el parque urbano más grande de Chile y uno de los mayores del mundo, con una superficie aproximada de 722 hectáreas.

palmas-en-el-cerro
La Torre Costanera vista desde el cerro San Cristóbal

Y si bien el Cerro San Cristóbal luce hoy como un pulmón vegetal para la ciudad de Santiago, anteriormente era un lugar casi desprovisto de vegetación, una cantera de donde se extraían las rocas que sirvieron para levantar diversos edificios en la ciudad, como el Palacio de la Moneda o el desaparecido puente Cal y Canto, o para adoquinar calles.

El proyecto para la creación del parque tiene sus orígenes hacia el año 1870, cuando Benjamin Vicuña Mackenna lo propone. Sin embargo, fue solo en 1916 cuando Alberto Mackenna y Pedro Bannen dirigen una campaña destinada a la adquisición de los terrenos para la creación de ese parque.


Imagen Festejos Depequenos 3 (Copy)

| TORTAS INFANTILES | TORTAS DE NOVIOS | DECORACIÓN DE FIESTAS | POSTRES EN GENERAL |

ESTAMOS EN FACEBOOK Y EN INSTAGRAM | SANTIAGO DE CHILE | FONO: 9 7928 7632


En 1917 se promulga una ley que ordena la expropiación de tales terrenos, y más tarde se inicia un programa de forestación. Para entonces ya se habían levantado algunas obras significativas en el cerro: el observatorio Manuel Foster, en 1903 (cuyo telescopio era uno de los más grandes del mundo en su momento), y la bella escultura de la Virgen María que corona su cima y aún puede verse desde muchos puntos de la ciudad.

El diseño, construcción y levantamiento de la imagen de la Virgen María nace de la propuesta de los papas León XIII y Pío X de celebrar con gran entusiasmo el quincuagésimo aniversario de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María hecha por Pío IX en 1854.

A tal efecto, Mariano Casanova, arzobispo de Santiago, organiza una reunión de sacerdotes y laicos el 20 de octubre de 1903, de donde surge la idea de colocar una escultura de la Virgen María, de gran tamaño, en lo alto del cerro. Así, se comienza a trabajar en el diseño de la imagen mientras se buscan los fondos necesarios para la construcción. El monumento fue inaugurado el 26 de abril de 1908.

La estatua tiene 14 metros de altura y está posada sobre un pedestal de 8,30 metros de alto, en cuyo interior se abre una pequeña capilla. A los pies de la imagen hay un anfiteatro con una plataforma techada para celebrar actos u oficiar misas.

Por su parte, el funicular del Parque Metropolitano de Santiago fue inaugurado el 25 de abril de 1925. Su estación inicial, con forma de castillo medieval, está ubicada a un costado de la Plaza Caupolicán, en el barrio Bella Vista. Una segunda estación da acceso al Zoológico Nacional, mientras que la estación final se ubica en lo alto del cerro, a los pies de la Virgen, en la terraza Bella Vista.

El funicular cuenta con dos carros con capacidad para 50 personas cada uno, los cuales realizan un recorrido alterno (uno sube mientras el otro baja) de unos 500 metros a través de un plano inclinado a 45 grados.

En noviembre de 2000 el funicular del Cerro San Cristóbal fue declarado Monumento Histórico por su importancia como un elemento patrimonial de la ciudad de Santiago presente en la memoria colectiva.

En 1925 se inaugura también el Zoológico Nacional, el más antiguo de Chile, con 4,5 hectáreas de terreno en donde se albergan más de 150 especies de animales nativos y exóticos. El parque zoológico posee su propia clínica veterinaria y un centro de nutrición al cual llegan animales silvestres heridos o rescatados. Además, adelanta diversos programas de conservación y reproducción de especies en peligro de extinción o cuyas poblaciones locales hayan disminuido drásticamente. Es un lugar ideal para ir con los niños.

El Parque Metropolitano cuenta también con dos gigantescas piscinas públicas con capacidad para 1.500 personas entre las dos, Tupahue y Antilén, las cuales están abiertas entre noviembre y marzo.

Cerca de la piscina Tupahue, rodeado de palmas y pinos araucarias, se levanta el Torreón Victoria; una edificación sin uso definido construida en 1925 siguiendo el mismo estilo del castillo de la estación funicular, pero que ha tenido que ser restaurada y modificada en varias ocasiones a causa de los terremotos. Dignos de conocer y visitar también son el Jardín Japonés, con una lagunilla artificial llena de juncos, y el Jardín Mapulemu, que exhibe una amplia variedad de flora chilena.

Diversas actividades deportivas son organizadas todos los fines de semana en diversos puntos del parque, como caminatas, clases de yoga, pilates, aeróbicos, bailoterapia, etc.

El parque cuenta con cinco entradas, las dos principales son: la de Pío Nono, en el barrio Bellavista, desde donde parte el funicular (la estación de metro más cercana es Baquedano. Líneas 1 y 5), y la de Pedro de Valdivia Norte (Estación Metro Pedro de Valdivia, Línea 1).  

Al pie del Cerro San Cristóbal se encuentra “La Chascona”, una casa construida por Pablo Neruda para su tercera esposa, Matilde Urrutia, hoy convertida en museo. A su alrededor, uno de los barrios más representativos y pintorescos de la ciudad, el Bellavista, con decenas de buenos restaurantes y cafés, galerías, teatros y mucha actividad nocturna.


por Jesús Osilia | Bloguero de Viajes y Creador de Contenidos. Director de ExplorandoRutas y miembro de la Asociación de Blogs Chilenos de Viajes (AChileTB).





Artículos relacionados:

Santiago de Chile
Cerro Santa Lucía
Santuario de la Inmaculada Concepción
Barrio Bellavista

Enlaces de interés:

Parque Metropolitano http://www.parquemet.cl/
Funicular de Santiago  http://funicularsantiago.cl/
Zoológico Nacional http://www.parquemet.cl/zoologico-nacional/
Santuario Inmaculada Concepción http://www.santuariocerrosancristobal.cl/servicios.html
Cerro San Cristóbal
Compartir

Deja un comentario en: “Cerro San Cristóbal | Santiago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *