Catedral Metropolitana de Santiago

Compartir

Catedral Metropolitana de Santiago | Santiago, Chile


Catedral Metropolitana de Santiago
Catedral Metropolitana de Santiago

La centenaria y magnífica Catedral Metropolitana de Santiago se levanta orgullosa sobre el costado poniente de la histórica Plaza de Armas de la ciudad, con el frontispicio al frente de ella, mirando hacia donde sale el sol.

Aunque esto no siempre fue así…

Anteriormente, el pórtico principal de la catedral de Santiago estaba dirigido hacia el norte, a la calle que precisamente lleva la denominación de Catedral. El cambio se realizó luego del violento terremoto que azotó a las ciudades de Valparaíso y Santiago el 8 de julio de 1730; el cual destruyó casi por completo al templo y a la mayor parte de los conventos y edificios adyacentes.

La construcción de la primera iglesia catedral erigida en este lugar se inició en 1566 y estuvo terminada hacia 1600. El terremoto de 1647 obliga a reconstruirla casi por completo, y en 1730 vuelve a ser destruida por otro movimiento telúrico.

En 1748 se inicia la construcción de la catedral que ahora conocemos, según planos de los arquitectos alemanes Juan Hagen y Pedro Vogl, y es entonces cuando se decide orientar las naves y el pórtico del templo hacia el este, hacia la Plaza de Armas. Los trabajos continúan por muchos años, y en 1780, por encargo del obispo Manuel Alday, se encarga de la obra el arquitecto italiano Joaquín Toesca.

El Santuario Nuestra Señora del Carmen queda justo al entrar en la Catedral, a la izquierda
El Santuario Nuestra Señora del Carmen queda justo al entrar en la Catedral, a la izquierda

A finales del siglo XIX, el arzobispo Mariano Casanova pidió al arquitecto Ignacio Cremonesi la remodelación de la fachada del templo, incluyendo los muros norte y poniente, y se construyen las dos torres ubicadas sobre la parte alta de la fachada oriente, así como la cúpula sobre el Altar Mayor.

Enmarcadas entre pilastras y bajo arcos de medio punto están las tres macizas puertas de madera tallada que dan acceso al templo desde la Plaza de Armas, cada una de ellas a una nave distinta de la iglesia, la central y dos laterales. Al entrar por la puerta central lo primero que veremos es un alto techo en bóveda de cañón profusamente decorado, el cual descansa sobre una serie de pilares sobre los que yacen figuras en madera de los profetas, apóstoles y evangelistas. Abajo, el piso de baldosas parece formar un sinnúmero de rombos y cuadrados en su diseño. A la izquierda, verá la entrada a la capilla de la Parroquia del Sagrario o Santuario de Nuestra Señora del Carmen.

En la nave central destacan dos púlpitos de madera tallada, uno a cada lado. Inmediatamente después está el presbiterio con la cátedra o sitial del arzobispo y el Altar Mayor. Debajo de la losa del presbiterio está la cripta sepulcral, a la cual se tiene acceso desde ambas naves laterales. Numerosos altares, capillas y elaborados monumentos sepulcrales se dan cabida en cada una de las naves laterales.

La Catedral Metropolitana de Santiago es una edificación de invalorable importancia histórica en donde yacen los restos de un gran número de obispos de la Iglesia Católica chilena, héroes de la patria y muchas otras personalidades ilustres del pasado. Allí se celebran las más importantes ceremonias conmemorativas de la Nación, como el Te Deum Ecuménico de Fiestas Patrias. Es un hito arquitectónico del centro de la ciudad de Santiago y Monumento Nacional de Chile desde el 6 de julio de 1952, y desde luego, es un sitio de notable interés turístico. Pero ante todo, la Catedral Metropolitana de Santiago es un lugar de culto y oración, y eso debemos respetarlo al momento de visitarla.

Está permitido tomar fotos con flash en todas las áreas del templo, siempre y cuando no se estén realizando oficios religiosos. Asimismo, cuando no hay misa, se deja escuchar un fondo de música académica en el interior del templo que favorece la relajación de quienes entran a orar y realza aún más la magnificencia del edificio.

Fuera del templo, en el mismo costado de la Plaza de Armas y a un lado de la Catedral, se encuentra la Parroquia El Sagrario. En este lugar se instauró, en 1546, la primera parroquia eclesiástica de Chile. El templo actual fue edificado en 1846 y es Monumento Nacional desde el 17 de enero de 1975. En su interior, al cual se accede por dentro de la Catedral, se guarda una imagen de la Virgen del Carmen que data de 1833. Más allá, a un lado de la Parroquia El Sagrario se levanta el elegante edificio del Palacio Arzobispal.


¿Cómo llegar a la Catedral de Santiago?

La forma más rápida y directa de llegar a la Plaza de Armas y por ende a la Catedral Metropolitana de Santiago es a través de Metro. Tome la Línea 5 del Metro de Santiago y bájese en la Estación Plaza de Armas. Esta estación se ubica justo debajo de la plaza. En el Google Maps que incrustamos abajo señalamos su ubicación precisa dentro de la ciudad.


Texto y Fotos: Jesús Osilia



Artículos relacionados:

Plaza de Armas de Santiago Santiago de Chile
Cerro San Cristóbal Chile, un país con una larga historia de terremotos

Googlemaps con la ubicación de la Plaza de Armas y la Catedral de Santiago de Chile


Catedral Metropolitana de Santiago
Compartir

Deja un comentario en: “Catedral Metropolitana de Santiago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.