Escadaria Selarón | Escalera Selarón

Compartir
Escadaria Selarón
Escadaria Selarón
La Escalera de Selarón o Escadaria Selarón

Ubicada a pocos pasos del antiguo acueducto Carioca (también denominado Arcos de Lapa), en pleno centro de Río de Janeiro, la Escadaria Selarón o Escalera de Selarón es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, y es conocida a nivel mundial.

El peculiar decorado de esta empinada y larga escalera, que comunica al barrio de Lapa con el convento de Santa Teresa, fue obra del excéntrico artista plástico chileno Jorge Selarón, quien solía decir que él era la única persona en el mundo que era famosa por obra de una escalera.

Tuvimos ocasión de conversar con Selarón pocos meses antes de su muerte. Ese día, como siempre, lo encontramos sentado en el piso, sobre un rellano de la colorida escalera al frente de su taller, trabajando en sus pinturas, vestido solo con un pantalón corto y un pequeño sombrero. Sobre el saliente de una pared dejaba secar las pinturas ya terminadas, al tiempo que las exhibía a los turistas que por allí pasaban. Su tema era recurrente: una mujer embarazada… “Es por razones personales”, decía.

Jorge Selarón trabajando al frente de su taller
Jorge Selarón trabajando al frente de su taller

Afirmaba que había pintado más de 25 mil de ellas, y que con el producto de las ventas había costeado los materiales que usó para recubrir la escalera.

Pero la Escadaria Selarón fue una obra viva, mutante, que cambiaba cada cierto tiempo a capricho de su creador, quien constantemente recibía azulejos o mosaicos de muchas partes del mundo para que los incluyera en su famosa escalera, por lo que retiraba algunos de los ya instalados para incluir los nuevos.

Selarón comenzó a decorar esta escalinata en 1990 con la intención de darle un mejor aspecto a la fachada de su taller. Al poco tiempo esta labor se había hecho parte importante de su vida.

Jorge Selarón nació en Limache, Chile, en 1947. En 1983, luego de un largo peregrinaje por decenas de países, llegó a la ciudad de Río de Janeiro y decidió quedarse a vivir en ella, en una casa contigua a la escalera.

El 10 de enero de 2013, su cuerpo, parcialmente quemado, fue hallado sobre la escalera que había estado remodelando con tanto esfuerzo y cariño por más de 20 años. Al parecer se había suicidado.

La Escadaria Selarón tiene 125 metros de largo y 215 peldaños, y está completamente revestida con piezas de cerámica de distintos colores, formas y tamaños. Tiene su base en la esquina de las calles Teotônio Regadas y Joaquim Silva, en el barrio Lapa, y culmina junto al convento de Santa Teresa.

Desde el 2005 es Patrimonio Cultural de la ciudad de Río de Janeiro.

Texto y fotos: Jesús Osilia


mural-en-escalera-selaron
Detalle de uno de los murales al pie de la Escadaria Selarón, en donde el artista se representa sentado, con un pincel en la mano, pintando.

Compartir