Turista o Viajero

Compartir

Turista o viajero… ¿Cuál es la diferencia?


¿Turista o viajero? La pregunta es fácil de plantear y la escuchamos a cada rato, en especial cuando se reúnen blogueros y aficionados a los viajes. Lamentablemente no existe una respuesta rápida, sencilla o concreta, pues en el fondo uno y otro realmente son lo mismo. Aun así, hay quienes no dudan en definirse como viajeros en vez de turistas y enseguida enumeran las que −de acuerdo a sus criterio, todos válidos por lo demás− vendrían a ser las diferencias.

Admito que ocasionalmente (tal vez con más frecuencia de lo que había pensado) hago distinciones entre ambos, y para ello me baso en aspectos meramente intangibles en donde poco o nada tiene que ver si la persona viaja con escasa o excesiva planeación, o si lleva maletas con asas y rueditas en vez de mochila, o la cantidad de artículos que empaque en ellas. Tampoco si viaja por propia cuenta o contrata un tour programado, o por el tipo de alojamiento que prefiera, ni siquiera por el tiempo invertido en viajar…

Y para dejarlo claro desde el principio, nunca ha sido ni será mi intención establecer juicios en cuanto a quién de los dos es mejor o se lleva más mérito. Cada quien vive su propia realidad y no todos pueden viajar o afrontar los viajes de la misma manera, ni siquiera en la forma exacta en que lo desean.

Comencemos con algunas definiciones.

Si consultamos el diccionario de la Real Academia Española veremos que turista es todo aquel que viaja por placer. Y que viajero es la persona que viaja. Definiciones vagas que no responden claramente a la pregunta planteada y que más bien oscurecen el panorama, por cuanto ahora tenemos que hay viajes que son turísticos −los de placer− y viajes que supuestamente no lo son, y la persona que viaja, por definición y ya sea que su viaje sea turístico o no, es un viajero… Quedamos como al principio, ¿cierto?

Tal vez primero debamos tener claro el concepto de turismo antes de hablar de lo que es el turista. Una definición académica muy usada por las escuelas de turismo de todo el mundo es la que realizaron dos profesores suizos en 1942: Walter Hunziker y Kart Krapf.


Turismo es el conjunto de relaciones y fenómenos que se producen como consecuencia del desplazamiento y estancia temporal de personas fuera de su lugar de residencia, siempre que no esté motivado por razones lucrativas.


Una definición más reciente presentada por la Organización Mundial del Turismo, organismo especializado de las Naciones Unidas encargado del estudio y promoción de las actividades turísticas a nivel internacional, dice lo siguiente:


El turismo es un fenómeno social, cultural y económico relacionado con el movimiento de las personas a lugares que se encuentran fuera de su lugar de residencia habitual por motivos personales o de negocios/profesionales. Estas personas se denominan visitantes (que pueden ser turistas o excursionistas; residentes o no residentes) y el turismo tiene que ver con sus actividades, de las cuales algunas implican un gasto turístico.


Aquí vemos que surgen dos nuevos términos que debemos considerar: visitantes y excursionistas, los cuales son explicados en el glosario de términos desarrollado también por la Organización Mundial del Turismo con la recomendación de que sean acogidos por cada uno de los países miembros del organismo, para facilitar los procesos de estudio, control y medición estadística.

Así, queda estipulado lo siguiente: “El término viaje designa la actividad de los viajeros. Un viajero es toda persona que se desplaza entre dos lugares geográficos por cualquier motivo y duración”. El término viaje turístico designa “todo desplazamiento de una persona a un lugar fuera de su lugar de residencia habitual, desde el momento de su salida hasta su regreso. Por lo tanto, se refiere a un viaje de ida y vuelta”.

En cuanto al término visitante, dice: “es una persona que viaja a un destino principal distinto al de su entorno habitual, por una duración inferior a un año, con cualquier finalidad principal (ocio, negocios u otro motivo personal) que no sea la de ser empleado por una entidad residente en el país o lugar visitados”. Y agrega además que todo visitante “se clasifica como turista o visitante que pernocta si su viaje incluye una pernoctación, o como visitante del día (o excursionista) en caso contrario”. Un visitante del día sería, por ejemplo, el que llega en crucero y desembarca en un puerto de destino para conocer la ciudad, pero embarca nuevamente para pasar la noche en altamar, o el pasajero en tránsito en un aeropuerto.

De lo anterior podemos afirmar entonces que viajero es toda persona que viaja para visitar uno o más destinos fuera de su entorno habitual y que no permanece en ninguno de ellos por más de un año (si permaneciera un año o más en el mismo lugar sería considerado residente), y que por ser un visitante que pernocta se le considera turista. En consecuencia, vemos nuevamente que viajero y turista son la misma cosa.

Pero entonces, ¿por qué surge siempre la pregunta de si eres viajero o turista?

La respuesta podríamos encontrarla más bien en la actitud de la persona, en la manera en que encara los viajes, si es de los que se comprometen con el entorno social del lugar que visitan y quieren aprender más de su historia, vida y costumbres, o solo va de paseo. En síntesis, si es un turista activo o pasivo.

Todo viaje trae consigo una nueva experiencia, pero el turista activo o comprometido viaja específicamente con la intención de experimentar el lugar, de conocerlo e interactuar con su realidad. Busca el contacto con la gente para aprender de su cultura y costumbres sociales, su historia, gustos culinarios… Esto, por lo demás, define las bases del denominado turismo vivencial o turismo de inmersión. Así, el turista activo o comprometido vendría a ser entonces el “viajero” al que muchos de ustedes y nosotros nos referimos.

En contraposición, hay turistas (los pasivos) que pasan por el mundo sin enterarse de casi nada, mirando todo de lejos, como si de una película se tratara, que se toman una que otra selfie para demostrar que estuvieron allí, pero que van y vienen sin haber participado activamente en la realidad del lugar que visitaron, sin haber obtenido el detalle de una vivencia.

¿Tiene ésto algo de malo? No necesariamente, es solo otra manera de viajar, de relajarse y disfrutar recorriendo lugares atractivos o viendo monumentos emblemáticos.

Todos, en algún momento, hemos sido turistas pasivos y activos, pero en el turista activo, es decir, en el viajero, se descubre una personalidad que gira en torno a los viajes, que organiza su vida a partir de ellos y no como algo esporádico que se plantea para las vacaciones venideras.

No podía finalizar el artículo sin decirles que en el Diccionario de la Real Academia Española aparece una segunda acepción del término “viajero” que dice expresamente: 2. m. y f. Persona que relata un viaje.

Es la definición que me gusta y tomo para mí.


Jesús Osilia | Travel blogger, Content Creator en ExplorandoRutas.com | Miembro de la Asociación de Blogueros de Viajes de Chile (AChileTB) y de Hispanic Travel Bloggers.


Temas relacionados:

Blogueros de viajs y periodistas de turismo
Asociación de Blogueros de Viajes de Chile
Influencia del bloguero de viajes en el mercado turístico
Notas y noticias sobre el turismo mundial
¿Qué son los World Travel Awards?

Turista o viajero

Turista o viajero

Deja un comentario en: “Turista o Viajero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

error: Contenido protegido